Conociendo a José Salvador Rosas Quintanilla

Conociendo a José Salvador Rosas Quintanilla

Diputado Federal por la LXIV Legislatura

Primer Distrito en Tamaulipas ubicado en Nuevo Laredo, Tamaulipas
Ubicación en la Cámara de Diputados, Edificio H, 4to Piso

Orgulloso de ser originario de Nuevo Laredo, Tamaulipas, José Salvador Rosas Quintanilla, mejor conocido como “Chava Rosas”, nació el 22 de enero de 1961 y desde joven mostró una inquietud natural por el trabajo y por los recursos naturales.

Actualmente es diputado federal, actividad que combina con la de agente aduanal (desde 1992) y con su pasión por la industria alimentaria del país.

Realizó sus estudios en Nuevo Laredo, concluyendo su instrucción profesional como licenciado en comercio exterior en la Universidad Autónoma de Tamaulipas, (UAT).

Se casó a los 28 años con Rosalía Saldívar, con quien tiene dos hijos, Salvador y Sebastián.

Visión clara

Chava Rosas Quintanilla nos comparte un poco la visión que tiene sobre el desarrollo en el país, su inclinación por promover la educación y sobre todo, por aprovechar las ventajas competitivas que tiene México para el comercio.

“Se me quedó muy grabada una pregunta que un profesor nos hizo ‘¿usted sabe qué fue lo que generó el cambio del paleolíco a neolítico?’, No supimos en ese momento”, comenta el diputado Rosas, y agrega “entonces el profesor nos explicó que fue el cambio del hombre a ser nómada, para quedarse en un lugar y practicar la agricultura y la ganadería”.

Esto trascendió en la vida del político por la gran pasión que siente por la industria alimentaria del país, que lo ha llevado a participar en diferentes proyectos de producción,  importación y exportación de alimentos.

La educación es básica para sortear todas las limitaciones, por ello el legislador federal apoya las iniciativas que permitan la formación académica de calidad para todos los ciudadanos. “Lo mejor que le puedes dar a la gente es estudio, que se preparen y ya dependen de ellos y sus capacidades”.

Agregó: “Soy un muy orgulloso egresado de la UAT y sé que una cosa es la preparación y otra, lo que quieras hacer. Si quieres salir adelante, depende de ti”.

En ese sentido considera que hay que apoyar a los tamaulipecos para que se preparen, para que aprovechen ventajas como los 380 kilómetros de frontera que tenemos con la economía número 11 en el mundo, que es Estados Unidos.

Destacó que para él es importante que en la agenda binacional, se incluya el desarrollo e intercambio comercial, para aprovechar más allá de la producción de insumos, la comercialización de productos.

Del mismo modo defiende la postura que para lograr un México desarrollado, se deben buscar los mejores perfiles en el país, que ocupen los puestos de desición y esto permita conducir su crecimiento en todos los sentidos. “Tenemos que meterle ‘lana’ a la ciencia,  al estudio, la educación y traer personas que verdaderamente quieran a su país”.

Para el legislador neoraledense, el desarrollo tiene que ver con un mundo globalizado, con tener la visión clara para entrar en la competencia mundial, con nuevas tecnologías y desarrollo comercial en el que México puede dar mucho.

“A todos los jóvenes que están egresando de las escuelas,  ¿qué les vamos a ofrecer? Tecnología arcaica. No van a poder lograr nada con eso, debemos ponerlos en un nivel competitivo y México debe ponerse en ese camino”, destacó.

Finalmente dijo que no se trata de partidos políticos, sino de mexicanos ayudándose, poniendose la camiseta para hacer que las cosas sucedan.

En Familia

Personalmente, Chava Rosas afirma que la vida que lleva es muy vertiginosa, por ello aprecia mucho los momentos de calidad que pasa con su familia, sobre todo cuando logra reunirlos entorno a una mesa.

“No he tenido mucho tiempo con ellos, porque me he dedicado a trabajar, al igual que mi esposa, pero cuando tengo oportunidad, sobre todo los viernes, los invito a comer, convivimos, platicamos e interactuamos, porque toda la semana tenemos una agenda apretada”, comenta el diputado federal sobre las reuniones familiares, ahora que sus hijos ya son adultos.

Afirma que el poder verlos después de trabajar toda la semana y hablarles, es el orgullo más grande que puede sentir y transmitirle a los suyos, “con la tranquillidad de saber que cumplí y que tengo la cara para verlos”.

Para concluir afirmó:“Yo quiero mucho a mi estado, apoyamos al cien por ciento a nuestro gobernador, apoyamos también a los alcaldes que están trabajando con él, sacando el estado adelante, y lo vemos en los números, somos el primer lugar en Latinoamérica en energías limpias”.

Por Nannette Sedas del Ángel
n.sedas@somostamaulipas.com


Author

Related