Nueva Apolonia una Historia que revive

Nueva Apolonia una Historia que revive

Una hacienda, una capilla en medio de un hermoso paraje que conserva las tradiciones de su gente, son solo unas breves palabras para describir a un lugar lleno de historia y belleza, que hoy, los pobladores del ejido Nueva Apolonia, las autoridades locales y estatales están reactivado para que miles de visitantes disfruten de lo que ofrece Tamaulipas.

Enclavada en el municipio de Mante, la hacienda “Los Naranjos” es una estructura que data de la época del porfiriato y que poco a poco ha ido recobrando vida, tras años de abandono y olvido.

Una historia viva

Cuando se viaja hacia la zona temporalera de El Mante, se mira a lo lejos una imponente construcción de estilo medieval que sobresale en esta importante zona agrícola.

En el ejido Nueva Apolonia se encuentra el casco de la extinta hacienda “Los Naranjos”, a pocos metros del río Santa Clara y que cuenta la leyenda, era un lugar frecuentado por el presidente Porfirio Díaz para practicar la cacería.

El edificio semiabandonado y con las cicatrices del paso de los años, asemeja a un castillo europeo que cuenta con torreones que fueron colocados de manera estratégica y que, sin duda alguna, contrastan con el resto del paisaje.

El conjunto cuenta con una casona, una capilla y otra serie de construcciones que pertenecieron a la antigua hacienda.

El castillo de Nueva Apolonia es una de las edificaciones más imponentes que existen no solamente en Mante, sino en todo Tamaulipas, ya que recuerda los grandes tiempos que se vivieron en esta región de México.

Incluso se dice que esta zona era vital para la importación y exportación de materias primas y textiles, ya que en el ejido Tantoyuquita se encontraba una aduana portuaria en la margen del río Guayalejo.

La última vez que el castillo fue habitado fue en los años 50, por lo que en casi 6 décadas de abandono se perdió mucho de la estructura y los detalles que la acompañaban.

Recuperar, salvaguardar y restaurar

Con tal historia y la joya arquitectónica que representa no sólo el castillo, sino la capilla aledaña dedicada a Nuestra Señora de Lourdes, el gobierno del estado a través de la Secretaría de Turismo, el gobierno municipal de El Mante y pobladores el ejido, decidieron coordinar esfuerzos para recuperar este espacio, que además es patrimonio de los tamaulipecos.

Con las indagatorias hechas por integrantes del cabildo y personal de la secretaría se encontraron varios objetos que pertenecían a la hacienda, por lo que se pidió a los poseedores que regresaran dichos objetos.

Asimismo, la imagen de la virgen de Nuestra Señora de Lourdes, que cuentan los historiadores fue traída de Francia, y que pertenece a la capilla aledaña al castillo, fue resguardada en una comunidad vecina, el ejido Los Aztecas, por lo que en este momento ya se hacen los trámites conducentes para que la iglesia católica apoye en su restitución y cuidado.

En pro de restaurar esta capilla y sobre todo de ponerla a disposición de los visitantes, se hizo una limpieza para oficiar en el mes de febrero la primera misa después de muchos años de estar cerrada y en el abandono, celebración oficiada por el presbítero Gerardo Hernández Nuñez y a la que acudieron 120 personas tanto de la comunidad de Nueva Apolonia, como de los ejidos vecinos.

A esta misa acudió la señora Aurelia Oyervides Cruz, quien nació en este sitio y fue cocinera del castillo en su juventud, mostrando una gran alegría de ver como se revive este espacio.

También estuvo presente el alcalde José Mateo Vázquez Ontiveros, la regidora Sheyla Palacios; Rodolfo Zavala Resendiz, encargado del castillo y Hugo Angel Hernandez encargado del museo “Adela Piña”.

Paso a paso

Para lograr este avance, el Ayuntamiento de Mante y con la intervención de la regidora  comisionada en turismo, Sheila Palacios Juárez, dispusieron de personal de vigilancia en el castillo y se delimitó el terreno que corresponde a esta hacienda.

De esta forma y con la participación del cuidado y los residentes el lugar, se ha hecho una limpieza exhaustiva de los espacios, que ha dejado al descubierto hermosos pisos, detalles de arquitectura y sobre todo se ha podido recuperar buena parte del espacio para que los visitantes puedan recorrerla.

El interés tanto del gobierno como de los pobladores es que cada día el espacio luzca más vivo, y con la belleza que tiene sea mejor aprovechado para el turismo.

De acuerdo a la Secretaría de Turismo que dirige Fernando Olivera Rocha, en este sitio los residentes elaboran artesanías, quesos y otros platillos típicos que están a disposición de los visitantes.

El interés de todos los mencionados ha logrado que hoy sea más atractivo visitar este espacio, pero sobre todo que se reconozcan las bellezas que tiene Tamaulipas en cada rincón del estado.

Por Nannette Sedas del Ángel

n.sedas@somostamaulipas.com

Author

Related