Desde Valle Hermoso “Pinole Doña Angelita”

Desde Valle Hermoso “Pinole Doña Angelita”

Eliud Pérez nos comparte con orgullo una tradición familiar que ha sido conservada por generaciones y que hoy, a través del apoyo de la marca Hecho en Tam y de su persistencia, así como el impulso que ha recibido, pinole “Doña Angelita” se vende en centros comerciales de ciudad Victoria, así como en Valle Hermoso, de donde es originario.

Este producto tiene orígenes prehispánicos, por lo que su comercialización adquiere un grado de interés más alto, y por ello su introducción en las cadenas comerciales ha tenido una buena aceptación.

Origen 

El pinole “Doña Angelita”, tuvo sus orígenes con la receta de la señora Eulogia Reyes Torres, madre de Doña Angelita en el año 1940 y surgió debido a la necesidad de brindar a la familia una bebida caliente pero nutritiva, para acompañar las largas jornadas en el campo.

Se elaboraba de manera artesanal tostando los ingredientes en un comal con leña y después se realizaba la molienda en un metate, obteniendo así el polvo para hacer la mezcla del pinole.

Doña Angelita, residente de Valle Hermoso, Tamaulipas realiza un viaje a Ciudad Juárez, Chihuahua para visitar a un tío, el cual en su negocio de comida vendía champurrado tratando de elaborarlo con la receta tradicional de la señora Eulogia.

Al volver a Valle Hermoso y motivada por su esposo Cruz Pérez, deciden comenzar a elaborar pinole para vender en su tortillería “La Zapata”, haciendo algunos cambios en los ingredientes, dándole un toque único y especial.

Y así, desde 1985, realizaron las primeras moliendas en Valle Hermoso, ofreciéndolo a granel al consumidor, sin ninguna presentación y buscando el gusto del cliente que poco conocía del producto.

La tradición del pinole siguió en la familia Pérez Torres, y poco a poco comenzó a ser del gusto de los vallehermosenses. 

Nuevas Generaciones

Al pasar los años, su nieto Eliud Pérez, preocupado por conservar esta tradición legendaria y la receta de su abuelita, decide junto con su esposa, Gabriela Zurita, emprender una microempresa para tener mayor producción de pinole, y así abrir mercado en diferentes ciudades de la República Mexicana.

Por lo cual desde el año 2015 comienzan a buscar apoyos gubernamentales para hacer crecer su proyecto, dando una nueva presentación y diseño al producto, e iniciando un proceso de industrialización, que les permite tener mayor disponibilidad de pinole, sin perder sus características de 100 % natural y sin conservadores.

Buscando así rescatar y preservar la tradición del pinole, ya que es considerado un alimento prehispánico con altos nutrientes, que aporta una gran lista de vitaminas y minerales, puede consumirse frío o caliente con agua o leche, en frappé y elaborar diferentes alimentos como pasteles y galletas.

Pasión y esfuerzo

Al dialogar con Eliud Pérez nos compare que su principal motivación para impulsar este producto es su familia “conservar una tradición familiar y mexicana, que se ha hecho con mucho amor y cuidado. Además de brindar a toda la familia una opción saludable de alimento, que se caracteriza por ser 100% natural”.

Afirma que en la actualidad el mercado está inundado de productos con muchos químicos en su contenido y que prometen ser naturales pero en realidad no lo son.

“Con nuestro producto queremos brindar a nuestros clientes la seguridad de que están consumiendo un alimento que los nutre naturalmente, con una variedad de preparaciones”, dijo Eliud Pérez.

Actualmente Pinole Doña Angelita se distribuye en tiendas locales como GranD y tiendas Soriana de diferentes municipios como son Valle Hermoso, Madero, Tampico, Ciudad Victoria, Nuevo Progreso y Matamoros, asimismo realizan envíos especiales a clientes en el centro y sureste de la república mexicana y a diferentes ciudades en Estado Unidos. Próximamente disponible en Soriana Reynosa y tiendas de Río Bravo.

CONTACTO

Para pedidos 

Facebook “Pinole Doña Angelita”

Por Nannette Sedas del Ángel

n.sedas@somostamaulipas.com

Author

Related