Tula Tu destino Boda

Tula Tu destino Boda

Uno de los momentos más especiales de tu vida es cuando decides unirte en matrimonio con la persona que amas, entonces empieza una carrera para que ese día sea absolutamente perfecto.

El lugar para la celebración tanto de la ceremonia civil como de la religiosa, así como la recepción toman una relevancia vital, debido a que puede ser la diferencia para tener un recuerdo memorable.

Es ahí donde hacemos la elección si el destino es playa o un pueblo mágico, un gran salón o un bello jardín y Tamaulipas tiene opciones para todos los gustos y presupuestos.

Tula tu Destino

Son bodas icónicas las que se celebran en sitios como San Miguel de Allende o Zacatecas, ya que ofrecen una experiencia única en un bello marco arquitéctonico e inmersos en la tradición mexicana.

Para lograr esta boda de ensueño no tienes que ir tan lejos, en Tamaulipas hay un lugar que cumple con todos los requisitos para lograr esa boda idílica, el pueblo mágico de Tula.

Ciudad fundada en 1617, con sus calles empedradas, su iglesia de bella arquitectura, su comida típica y siendo la cuna de la cuera tamaulipeca, ofrece un destino único para la celebración de este importante evento.

Vivir la callejoneada acompañados de mezcal, disfrutar junto a tus invitados de un recorrido en el que se incluye el callejón del beso y pasear por la zona del arroyo loco, son algunas de las características que encontrarás en Tula si decides hacer de tu boda un momento inolvidable.

Cuenta con todo lo necesario, desde hospedaje para más de 400 invitados, múltiples lugares para desarrollar la ceremonia, incluso si esta es solo un rito de amor o una renovación de votos.

También tiene todo para pasar unos días de fiesta con familiares y amigos, ya que las tradicionales bodas mexicanas, duran varios días, de entre 3 y hasta una semana.

Bodas únicas

Para conocer más a detalle sobre las posibilidades que ofrece Tula como destino de bodas platicamos con la licenciada Diana Carolina Trejo Martínez, planificadora de bodas que ha tenido experiencias de éxito en esta ciudad.

“Tula realmente es un lugar mágico para bodas, que está a la altura de cualquier otro destino de su clase, hemos tenido bodas por el civil, religiosas y simbólicas, contando con toda la infraestructura de la ciudad para la celebración”, explicó.

Para esta wedding planner, Tula ofrece a los novios y a todos los asistentes de la celebración, un marco visual inmejorable, además de disponer lo necesario para hacer la callejoneada con los recién casados, acompañados de mezcal, para culminar en un banquete donde se pueden incluir los platillos típicos de la región como las enchiladas tultecas.

“Es un espacio tan rico en opciones, que hemos tenido eventos que duran más de un día, incluyendo la cena comida de bienvenida o conocida tradicionalmente como verbena para la recepción de los invitados, la misa, la callejoneada, la boda y la tornaboda, además de tener la opción de visitar lugares emblemáticos cómo la piramide Cuisillos, y los de belleza natural que rodean la ciudad”, explicó.

En cuanto a los trámites menciona que dentro del servicio se ofrece realizar todos los arreglos necesarios para que desde su lugar de origen lleven a cabo pláticas y cumplan con los requisitos de tal forma que solo hagan entrega de los documentos el día de la ceremonia.

“Existe la carta de traslado para aquellos que desean casarse por la iglesia y lleven sus pláticas en la ciudad que radiquen, nosotros les auxiliamos con todo eso”, explicó.

En la planeación de la boda en Tula y con el apoyo del personal ya capacitado para el desarrollo exitoso de la misma, los novios solo tienen que ir una o dos ocasiones antes de la celebración para hacer el recorrido y la degustación de los platillos que se servirán en el evento.

“En el caso de las bodas simbólicas, también ayudamos con la planeación y son celebraciones que regularmente se hacen bajo los elementos de la naturaleza, también se les llama ritos de amor”, explicó Diana Trejo.

Ya estando en un lugar tan hermoso existen opciones que nutren más la experiencia, como incorporar una calandria para el traslado de los novios o el turibus para que los invitados disfruten de un recorrido guiado.

En cuanto al hospedaje, Diana Trejo explica que hay 6 hoteles que están en puntos cercanos al centro, que ofrecen espacio para 415 personas aproximadamente, con un costo de habitación por noche que va desde los 400 a los mil pesos.

“Hay más opciones y todas dependen de la cantidad de invitados y del programa que los novios deseen realizar para su evento”, indicó.

La gran fiesta

Ya estando encarrilados en la fiesta, justo después de salir de la misa, empieza la callejoneada de la boda, y en ese sentido Tula ofrece varias rutas donde incluso pueden pasar por lugares emblemáticos como un callejón para el beso, que lleva por nombre callejón del pozo honrado.

“Se ponen dos mojigangas o botargas de los novios, un burrito que lleva la bebida, ya sea a base de mezcal o de tequila; se lleva de acuerdo al gusto de los novios un fara fara o mariachi, incluso podemos tener una banda en una unidad móvil para ir poniendo el ambiente durante la hora que aproximadamente dura el recorrido”, indicó Diana Trejo.

En los servicios se incluyen permisos municipales y la cuadrilla de limpieza, así como el apoyo vial, para que los asistentes solo se preocupen de disfrutar.

Sin duda el escenario es espectacular y se complementa con salones de fiestas y áreas verdes para la celebración final.

Quien decide celebrar su boda de ensueño en Tula encontrará además de todo lo ya mencionado seguridad y un clima excelente sobre todo en los meses de primavera y verano.

“Tula no le pide nada a ningún otro destino para su boda”, aseguró Diana Trejo.

Con toda esta fiesta y con la llegada en este mes de marzo de la primavera, ¿Se te antoja casarte?… 

Por Nannette Sedas del Ángel
n.sedas@somostamaulipas.com

Author

Related