Mora Miel: una iniciativa que ofrece alimentos saludables sin ser aburridos

Mora Miel: una iniciativa que ofrece alimentos saludables sin ser aburridos

La atención personalizada y la elaboración artesanal, distingue el trabajo de Brenda Cobarrubias

La influencia comercial de su padre y la pasión por la nutrición llevó a Brenda Zoraida Cobarrubias Vázquez a emprender un negocio donde lo principal es darle al cliente productos saludables, con recetas personalizadas que les permitan tener una mejor calidad de vida, sin ser platillos aburridos.

La joven licenciada en Bienestar Integral y Nutrición, egresada de la Universidad De La Salle en Ciudad Victoria, se mantuvo siempre dentro de su pasión por la carrera que eligió y promover la sana alimentación, con buenos hábitos, aunque nunca pensó en introducirse a la cocina, por lo que diferentes situaciones la llevaron a crear “Mora Miel”, productos saludables.

Una historia de trabajo

Brenda Cobarrubias, agradece que sus padres le hayan dado la oportunidad de prepararse de manera profesional y sobre todo que el ejemplo de su padre como comerciante, al final haya sido uno de los principales motores para su emprendedurismo.

“El nombre de Mora Miel, surge precisamente porque quería reconocer de alguna manera todo ese esfuerzo de mi papá y con su segundo apellido forme lo que ahora es el nombre de los productos que elaboro”, explicó.

Al egresar de la carrera de nutrición y después de regresar a su casa de estudios para impartir algunas catedrás, así como perfilarse mejor con conocimientos sobre la química de los alimentos y la combinó con su formación en nutrición clínica,  se propuso hacer un menú de alimentos pensando en familiares que padece diabetes y requería alimentos que le ayudaran a controlar sus niveles de glucosa sin que fueran alimentos repetitivos.

“Empecé así haciendo un menú saludable para mi mamá, después en el hospital La Salle haciendo recetas para mis pacientes, a quienes trataba de darles opciones que los ayudaran a sentirse mejor, si bien la enfermedad que sea no es fácil, aún peor es comer cosas sin sabor y muy restringuidas, entonces pensando en ellos preparé menús específicos”, dijo.

Brenda Cobarrubias nunca pensó que se dedicaría a cocinar, de hecho no tuvo ningun contacto con la cocina hasta que tuvo la necesidad de hacerlo en Argentina, país al que se fue de intercambio y donde aveces teneia que improvisar, porque la gastronomía y los alimentos y productos que encontraba en aquel país eran diferentes a lo que consumimos en México.

A su regreso y ya con la elaboración de los menús para pacientes y su mamá, así como atendiendo pedidos de amigos, sobre todo de sus famosas galletas de avena, en redes sociales alguien la etiquetó en una publicación donde pedían postres saludables, resultando ella la elegida para hacer el pedido. Fue tal el éxito de sus productos que el señor Víctor Cabriales (quien hizo el pedido) le pidió hacer la venta de sus productos en su negocio, la botica Don Andrés.

Es así que aunque con miedo, Brenda Cobarrubias inicio el negocio primero sin marca, ya después considerando ponerle un nombre surge “Mora Miel”.

Cambios

La demanda fue en aumento y de las galletas de avena con que inició, siguió la de dulce de coco, los brownies, pastel integral con crema de cacahuate, las mermeladas sin azúcar, cupcakes de zanahoria, ensalada de manzana sin azúcar y roscas de sushi.

“Eso me llevó a aprender y trabajar en el etiquetado de mis productos en las que se pone información detallada de cada ingrediente, poniendo en prática lo aprendido en su carrera”, explica.

Por algunas situaciones la botica que inicialmente vendía sus productos ya no pudo seguir ofreciéndolos, por lo que a través de las redes sociales y en otros puntos de venta se empezó una mayor distribución.

“Una de las principales características, hasta el momento de mis productos, son que yo misma los preparo, para cuidar la calidad y el proceso de cada uno”, explicó Brenda Cobarrubias.

Otros rasgos distintivos son que no contine azúcar, con granos enteros, altos en fibra, sin conservadores, muy bajos en sodio o sin sodio y en grasas, que se hacen porciones,  es decir la que se debe consumir por persona en una ingesta, no se usan harina procesadas, ya todo lo prepara pulverizando por ejemplo la avena y ofrece por lo anterior precios accesibles y a gustode sus clientes en versiones saludables.

“Lo que siempre tengo en mente es la calidad de vida de las personas con algún padecimiento, por eso incluso hago preparaciones personalizadas, preguntando sobre las alergías o situación de salud de las personas cuando me piden algún producto”, explicó esta emprendedora victorense.

Adicionalmente resalta que se trata de ofrecer alimentos de calidad con los nutrientes necesarios, sin que sea una alimentación aburrida.

“Mis principales clientes son deportistas y personas que cuidan su alimentación, así como quienes llevan algún régimen específico por algún padecimiento”, indicó.

Proyectos

La creadora de la marca Mora Miel espera trabajar este año en expadir sus sitios de venta, ya en este momento a través de las redes sociales atiende pedidos para Guadalajara y algunos municipios cercanos a la capital del estado.

“Quiero llevar estos productos a otras partes, hacer un plan de negocio y crecer como marca para que más personas tengan la posibilidad de conocer Mora Miel”, dijo Brenda Cobarrubias.


Por Nannette Sedas del Angel

n.sedas@somostamaulipas.com

Author

Related