Antonio Salinas Ramírez La lente de su cámara es una extensión de su mirada

Antonio Salinas Ramírez La lente de su cámara es una extensión de su mirada

Obtiene el primer lugar en Master Class Awards 2019 

en la categoría de retrato con “Caricia sublime”

El gusto por la fotografía le viene por herencia. Su padre, el doctor Jesús Salinas Galindo (+), tenía especial fascinación por esta disciplina, así como por el video, por lo que Antonio Salinas Ramírez -también médico de profesión- inició a su corta edad de 8 años, a explorar el mundo de las artes visuales.

“Recuerdo que tenía una cámara y les tomaba fotografías a mis hermanas, ellas eran mis modelos -compartió Antonio, sentado entre los soft box que forman parte de la iluminación en el pequeño estudio que ha montado en su casa. 

“Ya en mi adolescencia, me puse a estudiar en libros, no había internet -ríe mientras recuerda esa época- y monté mi propio cuarto obscuro, en donde aprendí a revelar en blanco y negro. Y es curioso, actualmente, ya no me gusta el blanco y negro”.

Durante la entrevista, evoca que, siempre, cámara al hombro, se convirtió en el fotógrafo oficial de todas las reuniones familiares, pero fue hace 4 años cuando se integró al grupo Cazadores de Momentos en donde retomó la fotografía y lo hizo muy en serio, participando en reuniones de formación y de práctica, así como cursos y talleres que le permitieron conocer más la técnica.

La fotografía y el retrato

“Considero que ser fotógrafo es tener la sensibilidad para poder captar momentos que se hagan inmortales y que digan hago emocionalmente -externó su punto de vista ante la idea de que ahora, muchas personas consideran que al tomar fotografías, ya son fotógrafos- una fotografía te imprime siempre un sentimiento, pero si eso lo elevas a través de una técnica, esa foto es mucho mejor”.

Al ser médico de profesión, “quisiera tener más tiempo para la fotografía, por lo que para mí continúa siendo un hobbie”.

De los géneros fotográficos, el reynosense se inclina por el retrato. 

“Me gusta mucho retratar a la persona -ahondó- tengo además la profesión de ser psicólogo, por lo que se me hace muy satisfactorio descubrir a través de la fotografía, ciertas cosas, sentimientos y emociones, por eso me agrada el retrato, que sea clásico, no intervenido, sencillo, donde se muestre al ser humano tal y como es, con defectos”.

En sus retratos, le gusta captar a la persona tal cual es, para que se acepte a sí misma, pues “las imperfecciones en la piel demuestran la riqueza de las experiencias que le ha dejado la vida”.


Master Class Awards 2019

Si bien, Antonio Salinas ha participado en exposiciones colectivas locales y atendido a algunas convocatorias de fotografía de instituciones culturales, fue hasta este 2019, que se decidió a probar suerte en las grandes ligas al enviar tres fotografías al Master Class Awards 2019, convocado por Master Class Photographers México.

“Caricia sublime”, “Ahí te veo” y “Midiendo la luz” son las imágenes que el artista de la lente envió y que se unieron a las miles de fotografías de todo México en diversas categorías. Las de él, en Retrato.

“Master Class Awards es uno de los concursos de fotografía a nivel nacional más importantes”, dijo emocionado.

La selección de las fotografías se va realizando por etapas y las finalistas se publican en las páginas de Facebook de Master Class Awards y Master Class Photographers México. “Yo iba siguiendo todo ese proceso de manera virtual -prosiguió el cazador de momentos- hasta que de las tres que envié, quedó como finalista la titulada como ‘Caricia sublime’, un autorretrato que fue una práctica entre amigos, en donde utilizamos un váper, para crear el efecto de humo”.

No pudo estar en la premiación

Cada año, en el marco del Master Class Awards se realiza una importante convención. Hay talleres y conferencias con fotógrafos de gran renombre y participan expositores con sus productos y servicios. Ahí, las fotografías que pasaron el último filtro, son evaluadas por los ponentes de Expo Photo Master Class.

En la edición de este 2019, el evento se llevó a cabo en el Hotel Crown Plaza del World Trade Center de la Ciudad de México, del 13 al 16 de octubre.

“Yo no pude asistir -puntualizó el fotógrafo- siendo octubre, por mi trabajo como médico, tenía que estar presente en las actividades de prevención del cáncer de mama. Pero el día que anunciaron al ganador, un amigo que estaba allá, me envió un video y me dijo muy emocionado: ‘acabas de ganar’. No lo podía creer”.

“En ese instante, el ego se te sube, pero luego debe aterrizar y pensar que ahora hay un gran compromiso para seguir haciendo más fotos. Me gané un premio por una fotografía, así que hay que hacer las cosas cada vez mejor”, concluyó.

Author

Related