Una Tamaulipeca dentro de las 3 mexicanas aceptadas en la Escuela Nacional de Ballet de Cuba

Una Tamaulipeca dentro de las 3 mexicanas aceptadas en la Escuela Nacional de Ballet de Cuba

Cumpliendo un sueño de entrenarse en una de las mejores instituciones de ballet del mundo, la matamorense Dalila Reyes Naranjo fue una de las tres mexicanas aceptadas este año en la Escuela de Ballet Nacional de Cuba BNC. la técnica que recibió desde sus primeros pasos de la danza le permitieron avanzar 6 grados directos de los 10 que componen la carrera de maestra y bailarina professional.

Una escuela que dirigía hasta el pasado 17 de octubre la excelente bailarina Alicia Alonso, quien fundó el Ballet Nacional de Cuba y que falleció este 2019.

Danza que inspira

Dalila Reyes vivió en Matamoros hasta el pasado mes de agosto cuando luego de terminar la educación preparatoria, decidió audicionar en una de las escuelas más prestigiadas y por lo mismo más difíciles de acceder, la BNC.

Sus primeros pasos en la danza y donde adquirió toda la técnica que le permitió ganar su lugar en la Escuela del BNC, fueron cursos en la Escuela de Danza María del Carmen que tiene 50 años formando bailarinas en Matamoros.

Durante sus estudios en esta academia de danza de Matamoros, participó con destacados resultados en múltiples competencias a nivel nacional e internacional, incluso en abril de 2019 la llevaron a ganar una beca para Italia donde tuvo un excelente desempeño.

Todo esto le permitió tomar la decisión de obtener el grado de maestra y bailarina profesional para lo cual se presentó a audicionar quedando entre las seleccionadas.

Pero además en reconocimiento a su desempeño y preparación la ubicaron en cuarto grado, lo que le permitirá concluir sus estudios en 3 años mientras que el resto lo hace en 10 años.

Ahora Dalila Reyes se mudó a Cuba para tomar sus clases de ballet, teatro y otras áreas que complementan su formación.

A pesar de los cambios significativos entre la vida en México y en Cuba, Dalila Reyes ha dejado claro que su amor a la danza es más grande, acoplándose a los retos que aquel país impone.

En el mes de octubre, Dalila, sin pensarlo participó en la guardia de honor que hicieron en el BNC a su directora Alicia Alonso, durante el funeral de esta extraordinaria bailarina y coreógrafa.

Por Nannette Sedas del Ángel

n.sedas@somostamaulipas.com


Author

Related