Creatividad y movilidad al servicio de los tamaulipecos

Creatividad y movilidad al servicio de los tamaulipecos

Un taller de bicicletas en Ciudad Mante de pronto se encontró un reto enfrente, construir un triciclo adaptado para una persona con discapacidad en sus extremidades.

Adrian Rivera Zarazua nos cuenta como aceptar el reto y entregar un triciclo adaptado, hoy les permite seguir ayudando a decenas de personas que tuvieron un cambio de vida al mejorar su movilidad.

Un negocio
“Empezamos este negocio como una refaccionaria y reparación de bicicletas”, comenta, Adrian Rivera y agrega: “Poco a poquito el hacer algo diferente a los demás nos motivo a meternos a esto, la gente nos preguntaba si no vendíamos un triciclo para personas con discapacidad o simplemente porque no habían aprendido a andar en bicicleta y necesitaban más estabilidad”.
De esta forma fue como en su pequeño taller empezaron a fabricar los triciclos con detalles o modificaciones específicas para cumplir las necesidades de los clientes, que cada día llegaban con cosas nuevas para agregar.
Fue comprando máquinas para elaborar las partes y que tuvieran la curva o ángulo requerido para hacerlas más estables y personalizadas.

Mobilidad para todos
“Gracias a Dios todo lo que nos han pedido lo hemos podido hacer, mientras sea fierro y material que pueda ser moldeable, lo podemos transformar y hacemos el aparato para la persona”, explicó este entusiasta fabricante de triciclos adaptados de Mante.
Se han elaborado una gran cantidad y distintos modelos de los triciclos adaptables para personas con limitaciones de mobilidad, y la calidad de sus productos ha traspasado fronteras, ya que cuentan con pedidos desde otros Estados de la República.
“Es motivante el saber que algo que estamos haciendo funcione a otras personas, cada que terminabamos un aparato y veíamos el agradecimiento de la gente, pues nos pone contentos”, dijo Adrián Rivera.
Es a base de recomendaciones de los clientes satisfechos del taller “Rivzar”, que este ha estado creciendo, entregando pedidos para Monterrey, Reynosa, Veracruz, San Luis Potosí, entre otros.

“Creo que la calidad que manejamos nos ha permitido hacer muchos aparatos diferentes y que gracias a Dios nunca nos han dicho que algo no funcionó”.
Un caso especial fue un joven de la colonia Loma Alta, ahí mismo en Ciudad Mante, que no tenía fuerza en sus extremidades y por lo mismo era de talla baja y no podía moverse con facilidad.
“Le hicimos un Go cart a su medida, fueron a todos lados para pedir la fabricación de un vehículo adaptado, a torno, herrerías y comercializadoras de motos, pero nadie lo pudo ayudar, nosotros aceptamos el reto”, afirmó Adrián Rivera.
Explicó que una ventaja para poder cumplir este reto es que cuentan con conocimientos de soldadura, tornos, motos y el ingenio propio para poder adaptar y hacer nuevos modelos que permitan darle el servicio a los clientes especiales.
“Somos un equipo, está Rolando que me apoya con los diseños y otros compañeros más que le damos forma a lo que nos piden los clientes, porque cada pedido es especial”, dijo Adrián Rivera.
En el caso del joven de Loma Alta, con el apoyo del DIF Tamaulipas y del Gobierno del Estado se pudo fabricar su vehículo adaptado, ya que no contaba con los recursos.
“Ahora el muchacho no para, me manda videos de donde anda por todos lados recorriendo y hasta la playa pudo ir, muy feliz porque le conseguimos un asiento para bebé y eso con las adaptaciones le dio movilidad”, destacó.
En ese caso que tiene poco menos de dos años el vehículo no ha presentado ninguna falla y sigue dando el servicio como muchos otros que se han construido para personas que necesitan transportación adaptada.
“Tenemos 8 años fabricando vehículos con motor o con fuerza manual adaptados para personas con distintas discapacidades, hemos hecho alrededor de 20 especializados y otros más con espacios adaptados para distintos servicios”, destacó.

Otros modelos
Hay personas que viendo los diseños que fabrican en Rivzar, se animan y piden triciclos con asiento para pasajeros que pueden servir para el turismo, o incluso algunos que son para que vayan papás e hijos.
“Hay los que piden con motor o algunos otros que son para llevar un conductor y pasajeros, la versatilidad de este transporte es muy amplia”, dijo Adrián Rivera.
Bueno y dentro de la gama de fabricación también hay los adaptados para mascotas, se han fabricado en Rivzar armazones traseras para animalitos con dificultad motriz, mismos que son hechos a la medida.
“Un perrito que pesaba como 30 kilos que no movía sus piernitas traseras, nos pidió una señora ya adulta fabricar algo para ayudar al animal con la movilidad, para que pudiera tener mejor calidad de vida”, cuenta orgulloso de lo hasta el momento se ha hecho.
Hay otros casos donde personas altruistas han pagado por la fabricación de un mueble especial para movilidad y que definitivamente le cambia la vida a quien lo recibe.
“Hay quien viene y paga por la fabricación de un triciclo y, pues nosotros también ponemos nuestro granito de arena para beneficiar a un tercero que tiene una opción de salir adelante con esta ayuda”, dijo Adrián Rivera.
Lo que diferencia a Rivzar como fabricante es la personalización que hacen de cada proyecto, que más allá de ser un negocio familiar, es un espacio para encontrar soluciones de movilidad para quien lo necesite.

Por Nannette Sedas del Angel
n.sedas@somostamaulipas.com

 

Author

Related