Angel Piel Cueras desde Tula para el Mundo.

Angel Piel Cueras desde Tula para el Mundo.

Orgullo por la herencia de amor hacia la tierra Tamaulipeca.

Angel Osiel Mendoza Reyna, joven oriundo de Tula, Tamaulipas, tiene la fortuna de ser heredero de una tradición familiar que inició a mediados de 1800 y que después de varias décadas y ramificaciones ha quedado en sus manos para preservarla con mucho orgullo, bajo la marca Angel Piel.

La marca Angel Piel surgió en 2015, pero antes de eso era un negocio de una sola familia, que con el paso de los años se dividió en varias ramas y cada quien instaló su propio negocio.

La historia detrás del arte textil

Bajo el nombre de Taller Mendoza, que estaba a cargo de su padre Ramón Mendoza, se confeccionaron un sin número de prendas, todas dentro del estilo de la Cuera Tamaulipeca, que es la pieza central de su negocio.

Este ingeniero en tecnologías de la información y de la comunicación, afirma que cuando salió a estudiar fuera de Tula, decidió no voltear atrás, pero “hubo unas situaciones en mi vida, cuestiones familiares, que me hace ver una oportunidad de regresar a mi pueblo y  participar en el taller de mi papá”.

Ahí, comentó que empezó desde abajo como trabajador, para después hacerse cargo del negocio a la edad de 25 años.

“Te enfrentas a muchas cosas, que te ven joven, que no creen que puedas cumplir con el trabajo y pues vas superando todo eso, además aquí no hay pago programado, ni patrón, es cuando se hace una prenda y se vende, cuando te hacen un pedido es cuando tienes ingresos”, explicó de sus inicios.

 

Desde la existencia del taller de su bisabuelo Rosalío Reyna donde toda la zona aledaña a lo que hoy es su casa y taller, era ocupada por los trabajadores de la piel, que principalmente era la familia, particularmente los hombres, porque las mujeres no tenían estas labores, solo ayudaban a cocer, ya que al manejar la piel con cesos para suavizarla, tenía un olor muy fuerte, por lo que su bisabuelo no querían que las mujeres estuvieran ahí.

Rememorando un poco Ángel nos comparte que en 1800 se establece su bisabuelo Rosalío Reyna en Tula donde se dedicaban hacer prendas de piel.

De 1910 a 1915, se empieza a hacer prendas con grabados que eran muy laboriosos.

La cuera tal como la conocemos, se dio en medio del movimiento maderista, ya que 21 de mayo 1911 entra a Tula, Gral. Alberto Carrera Torres y  el bisabuelo de Ángel junto con sus hermanos se unen al movimiento cargando con sus máquinas de cocer y confeccionando la prenda que hoy conocemos como cuera tamaulipeca.

¿Qué es Angel Piel?

“He cumplido con mi objetivo de que se conozca que la cuera tamaulipeca no solo es una prenda que nos identifica como Estado, quería que se supiera que era de Tula, que aquí la hacemos”, afirmó Ángel.

Ángel aclara que su trabajo solo se hace en piel, porque no le interesa trabajar con lo sintético, solo con piel para honrar el trabajo de su bisabuelo, abuelo y sus tíos, así como de su padre.

“Vendo la cuera tamaulipeca tradicional, en toda la gama de colores que hay e incluso se pueden pedir prendas de determinado color y se manda a hacer, igual que chales, chalinas y pashminas”.

Su trabajo ha traspasado fronteras y ha llegado a todo el mundo incluso artistas tamaulipecos han portado la cuera para presentarse ante reyes o lo más reciente la cuera que recibió de manos de Ángel, el Papa Francisco, en el evento Navidad Mexicana en el Vaticano con la presencia de Tamaulipas y sus artesanos.

“Trabajo en confección del traje típico Tamaulipeco para dama y caballero, siendo mis principales clientes bailarines, personas que aman la cultura tamaulipeca, también esas personas que desean una prenda con un toque diferente o moderno, de igual forma los atendemos”, expresó Ángel Mendoza.

Se declara como un apasionado de lo que hace, de su tierra a la que ama y de la que está muy orgulloso de presumir en todas partes donde acude con la cuera tamaulipeca.

“Cuando agarras el toro por los cuernos, todo sale, he sido bendecido con esta herencia y además de sentir el amor por una prenda y por mi pueblo”, afirmó este joven empresario.

Finalmente, nos compartió algunas pieles que habrá de usar en la próxima temporada, donde el color de cada prenda será único.

“A mí me gusta que los clientes se vayan con una sonrisa, que no es lo que yo les quiero vender, sino lo que a ellos les guste se los vamos a confeccionar en el taller”, destacó Ángel Mendoza.

 

Angel Piel                                                                                                                                                                          Tienda: Arroyo Loco en Tula, Tamaulipas                                                                                                                                Taller de confección: Juan Álvarez #39 Tula, Tamaulipas

Author

Related