Don Juan Nepomuceno Cortina G. El Robin Hood mexicano

Don Juan Nepomuceno Cortina G. El Robin Hood mexicano

Juan Nepomuceno Cortina Goceascoechea nace un 16 de mayo de 1824, en Camargo, Tamaulipas, en la casa ubicada a un costado del edificio del DIF Municipal, siendo sus padres Trinidad Cortina y Estéfana Goceascoechea y muere un 30 de octubre de 1894, en Azcapotzalco, en la ciudad de México, siendo llamado “El Chino Cortina” o el Robin Hood del Río Grande, habiendo sido ranchero, político, militar, forajido y héroe, famoso por organizar milicias y guerrillas mexicanas integradas por forajidos y soldados irregulares, que combatieron primero a la República de Texas y luego a los Estados Unidos y Estados Confederados de América, en las llamadas Guerras de Cortina, siendo apoyado entre 1842 y 1846 por rancheros mexicanos que trataban de impedir que los protegidos por la República de Texas les despojaran de sus propiedades, para ingresar a partir de 1846 al ejército mexicano bajo las órdenes del general Mariano Arista, quien le pide formar un regimiento de caballería al que llama “Tamaulipas”, con el cual participa en las batallas de Palo Alto y la Resaca de la Palma.

A partir de 1848, con la separación de Texas, Cortina se vuelve jefe político en el sur de dicho Estado, siendo aún hacendado, recibiendo el acoso de parte de las autoridades anglosajonas, quienes lo mandaron arrestar, acusándolo dos veces de abigeo, viéndose obligado para defenderse, a entrenar y armar un ejército privado, y así resistir el desalojo de tejanos de sus tierras, volviéndose con ello un líder popular entre los pobres, que lo veían como a un héroe.

Un hecho que marcó su vida fue cuando los anglos atacaron su hacienda para intimidarlo y obligarle a vender sus propiedades, habiendo en dicho ataque asesinado a sus hijos y a su primera esposa, de nombre María Dolores Tijerina, salvando Cortina su vida y la de su madre, por la ayuda que le brindaron los miembros de la tribu Karankawa, al parecer en 1858, para poder huir. Es hasta que el 13 de julio de 1859 cuando el sheriff del Condado Cameron, de nombre Robert Shears arresta a Tomás Cabrera, exempleado de Cortina y lo golpea con saña, interviniendo Cortina para defenderle, llegando a la riña, en donde el sheriff es herido de un balazo en el hombro, provocando que la violencia se elevara y en consecuencia, Cortina asalta y ocupa con un grupo menor de 100 hombres armados, la ciudad de Brownsville, del 28 al 30 de septiembre de dicho año, iniciando así la Primera Guerra de Cortina, lo que provocó que se organizaran grupos de americanos para combatirle, como “Los Tigres de Brownsville”, los “Rangers” de Texas capitaneados por John “RIP” Ford y una tropa regular del ejército de Estados Unidos bajo el mando del Mayor Samuel Heintzelman, siendo estos últimos quienes le vencen, concluyendo así la Primera Guerra.

La Segunda Guerra de Cortina inicia en mayo de 1861, es breve, luego de que este invade el Condado de Zapata, representando al Ejército de Lincoln, siendo vencido por fuerzas confederadas sureñas comandadas por el Capitán Santos Benavides en la batalla de Carrizo, huyendo a Tamaulipas, donde reinicia su carrera política, habiendo sido nombrado por el presidente Benito Juárez comandante militar de la frontera del Noreste, participando en la Batalla de Puebla el 5 de mayo.

Es de destacar que ante el vacío de autoridad por motivo de la invasión francesa, Cortina se autonombró en 1864 y 1865, gobernador de Tamaulipas, habiendo renunciado al cargo en 1866 a favor de los generales José María Carvajal y Santiago Tapia.

Finalmente, al asumir la Presidencia de México, en su primera vez, el General Porfirio Díaz, ordena el arresto de Cortina y su ejecución, la que no se consuma, pero es privado de su libertad, siendo confinado en la prisión militar de Santiago Tlaltelolco, hasta 1890, cuando queda en libertad condicionada en una haciendo de Azcapotzalco, en la ciudad de México, en donde muere un 30 de octubre de 1894.

 

Profr. Víctor Manuel Sáenz Ramírez
Calle Libertad s/n, Zona Centro
Ciudad Camargo, Tamaulipas
Teléfono.- 891-97-4-00-03

Author

Related