Con amor para la niñez en el mundo.

Con amor para la niñez en el mundo.

Linda Garza Uribe de Martínez creadora de esta muñeca nunca se imaginó la gran encomienda que tendría.

Cuando en 2011 apoyaba a su hija Liliana Martínez Garza, en sus labores como presidenta del Club Rotario Matamoros Profesional, la señora Linda María Garza Uribe de Martínez, nunca se imaginó que lo que planeó como un centro de mesa típico para la celebración de la noche rotaria mexicana, se convertiría en un ícono de ayuda para la niñez en el mundo. Me llena de satisfacción saber que Polita ha contribuido para que ya solo en tres países haya casos de poliomelitis, esta terrrible enfermedad que afecta principalmente a los niños y que se puede prevenir si se les vacuna, explicaba la señora Linda María.Una Vida en Rotary Si bien en este momento son miles los Rotarios en el mundo, la realidad es que hace algunos años eran pocos los que se integraban a esta noble organización, en el caso de la señora Linda María Garza Uribe fue muy distinto, porque desde antes de que ella llegara a este mundo ya su familia pertenecía a Rotary. El rotarismo en su familia ha pasado de generación en generación y lo vive muy de cerca con su hija Lily Martínez, quien fue presidenta del Club Rotario Matamoros Profesional, y dentro de sus actividades celebró una noche mexicana en el mes de septiembre para recaudar fondos y fue ahí donde surgió polita.

Así fue Polita “Fui al mercado y me gustaron las muñecas, pero para comprar 35, pensé mejor en llevar una y me voy a poner a hacer muñecas, una vez que estuvo hecha la primera dije me gusta para que se llame Polita Polio y mi hija Lily me dijo polio no mejor polita contra la polio, como le vas a poner polio, así con la similitud del nombre se quedó como Polita únicamente”, explicó la señora Linda Garza. Más adelante salieron otros muñecos con el nombre de Polito, pero no por la polio, sino por Paul Harris (Fundador de Rotary). Ese día del evento de la noche rotaria mexicana se decidió que se iban a vender las muñecas, la primera se subastó y se la llevaron entre dos socias del Club Rotario, las demás se empezaron a vender entre las mesas. “No estaban muy bien hechas porque eran para salir del paso, con mucho cariño, pero surgió el interés de apoyar”, comenta entre risa junto a su hija Lily, quien participó en la entrevista recordando esos momentos. La meta de ese año para la presidenta del Club era reunir 2 mil dólares, para el fondo de apoyo contra la polio que administra Rotary Internacional. “Esa noche se le empezó a poner el logo de End Polio Now a las politas en su manita y de ahí se empezó a trabajar para reunir los fondos que Liliana se había comprometido”, recordó la señora Garza Uribe de Martínez. Ese año elaboró más de 100 politas, todas con número y firma, ya que en ese momento pensaba que era una edición única, pero en realidad fue el principio de todo un movimiento.

Trascendió Después del 2011, pasaron 3 años y Polita resurgió para nuevamente contribuir al fondo contra la polio. “La realidad es que la edición que pensamos sería limitada no solo alcanzó los 2 mil dólares, sino que logró reunir 5 mil dólares para este fin”, compartió con alegría.En el año en que la doctora Irma Treviño fue presidenta del Club se contó con dos estudiantes de intercambio, una de Alemania y la otra de Dinamarca, quienes recibieron de obsequio una Polita cuando regresaron a su país.“El año de Rosy Posadas como presidenta, se hicieron politas para reunir fondos nuevamente, y fue incluso la imagen de una carrera atlética que se llamó Polita 5k, se elaboraron cerca de 40”, expresó. Como se promocionó mucho la carrera, la imagen de Polita tuvo mucha visibilidad y precisamente ese año se quería cumplir el reto de erradicar la polio de la faz de la tierra. En el año que presidió Anita Beas el Club Rotario también se trabajó con polita, en todo el distrito. “Elena, la esposa de Manuel Guerra que fue el gobernador del Distrito Rotario, habló con Liliana para pedirle la oportunidad de que las damas rotarianas, pudieran contar con Polita para reunir los fondos y me preguntaron cuánto les costaría hacer las Politas, yo les respondí que de ninguna manera, que no se hacen más que con el fin de contribuir para la erradicación de la polio, yo encantada de poder participar”, dijo la señora Linda Garza. De esta manera se les dio a cada Club Rotario del Distrito una Polita y a través de la rifa de un Paul Harris y la dama rotaria que vendiera el boleto ganador, se le premiaba con Polita. Cabe mencionar que el Distrito lo conforman los estado de Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí, una parte de Hildalgo y Veracruz. En 2016 fue cuando se volvieron hacer otras 100 Politas para esta actividad en todo el Distrito. “Todo lo que se saca de la venta de las Politas es íntegro para Rotary International para combatir la polio”, afirmó su creadora y agregó que cada muñeca que le toma por lo menos día y medio o dos días en elaborarse. Se hizo una segunda edición de la carrera Polita 5K siendo presidenta del Club Griselda Guzmán y también se vendieron muchas politas, además la señora Mayupe Garduño le regaló una pintura de la muñeca a la señora Linda María Garza. Incluso la muñeca ha ido evolucionando, porque su confección ha tomado detalles distintivos y funcionales que le permiten a Polita cada día ser un mejor símbolo representativo no solo del amor por la humanidad de una persona, sino de la causa que une a todos los rotarios en el mundo.

Author

Related