Pasión por la naturaleza combinada con arte.

Pasión por la naturaleza combinada con arte.

Rosalinda Sánchez Carretero, artesana que gusta de la herbolaria mexicana.

Todo empezó por un gusto que se transformó en pasión y después en una iniciativa de negocio, que hoy ya tiene nombre y el reconocimiento de quienes conocen sus productos, es Arte Raíz, de Rosalinda Sánchez Carretero, que desde Ciudad Madero nos comparte su historia.

Psicóloga de profesión encontró en el manejo de semillas y algunos productos básicos de la naturaleza una forma de hacer arte, elaborando collares, pulseras, aretes y otros artículos originales, con productos de la naturaleza.

Esa primer afición la llevó a explorar y conocer otras áreas, principalmente la herbolaria, que es prácticamente el uso de plantas en productos como shampoo, jabones y cremas para determinadas afecciones o simplemente para atender la piel y el cabello.

Tamaulipas es rico en herbolaria.
Además de su profesión en la que brinda atención a sus pacientes, desde hace más de 15 años se dedica a la elaboración de collares artesanales, con materiales como la madera, hilo gen y semillas.

“Cuando yo empiezo a buscar semillas para la elaboración de mis collares, me encontraba con mucha gente que me decía, oye y buscas esto para hacer algún tratamiento, les decía no me dedico hacer collares, pero me dedico hacerlos diferentes”, explicó Rosalinda Sánchez.

Explica que mientras la mayoría de los artesanos utilizan el tejido en macramé, ella usa el hilo gen, que es un hilo sintético que es muy parecido al hilo de la marihuana, pero no tiene nada que ver con la planta.

“Todo esto me acerca a la herbolaria, cada que iba a buscar mis productos para la elaboración de los collares, me decían sobre las propiedades de alguna semilla o planta, es cuando me topo con la cuestión del cabello, que siempre me ha gustado cuidarlo y empiezo a ver las propiedades de un shampoo para evitar la caída del cabello”, dijo.

El primer preparado que hizo fue para su propio consumo para evitar la caída del pelo, no para venderlo.

En este caminar, Rosalinda Sánchez se encuentra con una gran cantidad de productos con los que se cuenta en el Estado para la elaboración de muchas cosas que son benéficas en alguna medida para las personas.

Emprendiendo.
Al no encontrar trabajo de psicóloga, pues busco la oportunidad de salir adelante, menciona Rosalinda, eso me lleva a vender mis collares en los mercados rondantes de la ciudad y es ahí donde me invitan a la Plaza de las Artesanías de Ciudad Madero, en la colonia Árbol Grande.

“Ahí me gustó mucho el ambiente de arte y los productos que ahí se ofrecían y, pues me quedé con mis collares”, dijo la emprendedora.

Justo ahí es donde las personas le empiezan a preguntar por lo que usaba para su cabello, para la piel y, pues es donde realmente inicia Arte Raíz.

“Empecé así, con una botella de shampoo un domingo, luego a la siguiente semana con 3 botellas y así cada semana me pedían más, hasta que de repente mi mesa de exposición artesanal la abarcó con todas estas botellas de romero y macerado de sábila, que la gente empieza a probar”, detalló sobre el inicio de su negocio.

Un punto importante, afirmó, es que al principio fue solo la confianza en su palabra y mostrar los efectos de los productos en ella misma lo que la hizo crecer en ventas.

“Tengo seis meses poniéndole etiqueta a mis productos, pero lo que realmente llama la atención es el producto que se ve su contenido y la gente tiene la curiosidad, lo prueba y lo recomienda de boca en boca”, afirmó.

De esta manera cada día son más las personas que buscan los productos herbolarios en la placita de la colonia Árbol Grande.

Productos.
En este momento usa concha nacar, limón, romero, polen de abeja, avena, polvo de arroz, sábila, entre otros productos, para hacer cremas, shampoo y jabones, cuenta con más de 65 variedades que para su elaboración ha tenido que estudiar, tomar cursos y hacer investigaciones que le permitan ofrecer lo mejor en cada entrega.

La pasión por el arte y el amor encontrado en la herbolaria, la llevaron a crear Arte Raíz que afirmó Rosalinda Sánchez como todas las cosas que se emprenden, requiere de muchas horas de dedicación, de ser constante, de saber cuales son las necesidades de la gente, escuchar que es lo que necesitan y combinar esto con tus conocimientos.

Está trabajando en su propio huerto para cuidar la calidad de sus productos, para ello inició junto a su esposo una pequeña granja de lombrices californianas que generan el abono necesario para el cultivo de romero y otras hierbas con las que elabora todo lo que hace.

Datos
Arte Raíz
Rosalinda Sánchez Carretero
Calle 11 entre 5 y 6, colonia 20 de noviembre
Ciudad Madero, Tamps.
Tel. (833) 344 3033

Author

Related