Incluir con equidad, para educar con calidad

Incluir con equidad, para educar con calidad

A través del Foro Internacional Para la Inclusión Educativa y Laboral

La Universidad Tecnológica de Tamaulipas Norte, con una visión clara de la inclusión que debe existir desde la formación de los nuevos profesionistas, organizó su Primer Foro Internacional para la Inclusión Educativa y Laboral, donde se presentaron ponentes de talla nacional e internacional.

Entre los principales objetivos de este foro internacional realizado los días 14 y 15 de septiembre, están el generar una cultura de cambio al respeto de las personas con capacidades diferentes y su inclusión en nuestra sociedad actual, así como propiciar la colaboración entre el sector empresarial, el sistema educativo, las organizaciones que brindan atención a personas con alguna discapacidad y el Gobierno.

En dicho Congreso se contó con la participación de ponentes conocedores del tema de la inclusión de las personas con capacidades diferentes ,como la Lic. Isabel Martínez Lozano de fundación ONCE España, quien ha implementado a través de dicha fundación políticas públicas universitarias para que los alumnos con discapacidad puedan ser incluidos favorablemente en la educación superior.

También participó el Mtro. Manolo Álvarez programador y diseñador de software y aplicaciones accesibles para las personas con discapacidad proveniente de San Juan Puerto Rico, la Lic. Rigel Piñón, quien ha realizado un magnífico trabajo en Estados Unidos en cuanto a la inclusión laboral de las personas con discapacidad (principalmente con autismo y esquizofrenia).

Entre los expertos mexicanos que participaron en este evento destacan el Ing. Gerardo Monsiváis quien mostró la aplicación “Dilo en señas”, la cual facilita el aprendizaje de la Lengua de Señas Mexicana de una forma sencilla y divertida para niños y jóvenes; la Dra. Maribel Cruz y el Ing. Jesús Hernández, investigadores del estado de San Luis Potosí mostraron un prototipo de Sensor mioeléctrico, el cual funciona en la rehabilitación de las personas que no tengan movilidad en sus extremidades superiores. También se contó con la participación de otros conferencistas de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, de la Universidad Tecnológica de Santa Catarina y del Centro de Capacitación y Talento Empresarial, quienes hablaron del respeto hacia los derechos de las personas con discapacidad, tecnologías, accesibilidad, diseño universal, entre otros temas. Todo ello enfocado en el ámbito educativo, laboral y social.

Durante estos dos días se impartieron talleres en temas como:

•La educación del sordo en nuestro País
•Inclusión laboral de las personas con discapacidad
•La tecnología como apoyo a las personas con discapacidad
•Las personas con discapacidad y la programación
•Educación inclusiva: Retos en los alumnos con discapacidad
El congreso estuvo dirigido a las personas con discapacidad y sus familias, así como a instituciones encargadas de la atención a las personas con discapacidad, a toda aquella persona interesada en generar una cultura de cambio hacia el tema de la inclusión y al público en general que deseaba conocer del tema.

La respuesta de la sociedad fue por demás favorable, ya que se contó con una audiencia de más de 500 participantes, los cuales manifestaron su interés en los temas tratados, participando con preguntas y comentarios a los conferencistas.

Es así como la Universidad Tecnológica de Tamaulipas Norte sigue buscando aportar a esta comunidad estrategias para lograr que a través de actividades y programas como este, se rompan barreras y se logre que las personas con discapacidad tengan una mejor calidad de vida mediante la educación y el trabajo.

Manolo Una experiencia de Vida
Durante el Foro tuvimos la oportunidad de dialogar con el maestro José Manolo Álvarez programador y diseñador de software y aplicaciones accesibles para las personas con discapacidad, radicado en San Juan Puerto Rico.

“Soy el presidente de la Fundación Manolo.net, una fundación que yo cree, y donde enseño a programar a estudiantes de educación especial, soy una persona ciega, soy programador y profesor en la Universidad de Puerto Rico”, dijo.

Participó en el Foro con varias conferencias sobre accesibilidad e impartió un taller de programación para personas con deficiencias visuales, “lo importante a la hora de considerar la carrera de programación, es que pensemos que también los estudiantes con discapacidad puedan tener la justa aspirar a ser programadores”.

Explica que lo primero que hay que hacer para ser programador es eliminar el prejuicio de que es difícil, ya que él considera que no lo es, solo hay que tener el interés.

“No todo mundo va ser programador, como no todo el mundo va ser maestro, o va ser doctor, pero sino nos exponemos a la programación, entonces no vamos a tener ninguna oportunidad para serlo”, expresó.

Dijo que es una situación generalizada que las personas con discapacidad tienen un alto nivel de desempleo, por eso la razón de su fundación.

“Hay personas ciegas, con diferentes discapacidad y se le tienen siempre bajas expectativas, nosotros por medio de la programación los enseñamos a crear páginas de Internet, Apps, para iPhone, para Android, videojuegos, logramos que tengan mejores oportunidades educativas y laborales, inclusive una destreza que es la programación considerada la destreza del siglo XXI y con ello puedan tener una oportunidad de autoempleo”, afirmó.

Con los participantes del foro les mostró un software que él mismo desarrolló el “Inclusion Code”, que enseña a programar de una manera no intimidante, enseña la estructura, la secuencia y como son los códigos, en este caso HTML 5 que es el lenguaje programación de las páginas de internet.

“En este caso hicimos una página de internet sencilla y lo mejor es que los que asistieron ninguno era programador, y luego de un taller de una hora u hora y media, terminamos haciendo una programación, todo mundo muy contento y satisfecho de haber asistido”, compartió con entusiasmo.

Sobre cómo ve el reto al que se enfrentan las personas con discapacidad en México, Manolo Álvarez dijo: “El reto que hay aquí está en todos los países que he visitado, el reto mayor son las actitudes negativas cuando las personas no creen que una persona invidente puede aspirar a X o Y, por una actitud negativa muchas veces, la gente me dice esa persona ciega tiene baja autoestima, no lo culpo si desde pequeños el sistema tiene bajas expectativas con nosotros y tiene una actitud negativa es difícil sobrepasar eso”.

Dio un ejemplo de cómo las actitudes positivas y de igualdad son importantes. Comentó que si una persona ciega, que es programador, va a una empresa a solicitar un empleo, y otra sin discapacidad, el reclutador con una mala actitud y que ve con pena y que piensa que la persona ciega no puede, va a contratar al otro, ¿Por qué?, solo porque es ciego, Siendo esto un claro ejemplo de cómo una actitud es una barrera, que se tiene que sobrepasar, porque la persona ciega nunca tuvo la oportunidad de trabajar, aunque tuvo la destreza y a lo mejor era mil veces mejor que el otro, pero el que tuvo poder de decisión no creyó en la persona con discapacidad.

“Tiene que haber una cultura de igualdad y el cambio de actitud, la leyes son importantes, pero leyes con ‘dientes’, si tú no la cumples tiene que haber una competencia, no puede ser una ley bonita para el político, pero que no generó un cambio, las leyes ayudan a cambiar actitudes, al igual que promociones en los medios, difundir personas que han tenido éxito a pesar de tener grandes desventajas y eso poco a poco va crear una cultura de igualdad”.

Author

Related