Septiembre Mes del Testamento

Septiembre Mes del Testamento

¿Y QUÉ PROVOCÓ CON SU TESTAMENTO?

Si se tomó el tiempo de elaborar un testamento ante notario público, felicidades, es usted una persona previsora y que se preocupa por sus seres queridos, seguramente lo efectuó con la finalidad de evitar controversias entre sus familiares con respecto del patrimonio que les hereda. Ya sea que nombre uno o varios herederos del total de sus bienes o bien que los reparta detalladamente en legados, el efecto de redactar su testamento en Escritura Pública es a futuro. Y esto entre otras cosas quiere decir que sus bienes no se transmiten con la redacción del testamento, pues mientras usted se encuentre con vida puede disponer libremente de ellos, en términos sencillos puede venderlos, rentarlos, destruirlos, etc. Lo que ocurrirá después de su partida al otro mundo, es que sus herederos no adquirirán la propiedad de sus bienes con su simple fallecimiento. Es decir que a pesar de que usted redacte un testamento en Escritura Pública, acontecido su fallecimiento los herederos para poder adjudicarse sus bienes deberán forzosamente promover un Juicio Sucesorio Testamentario ante el Juzgado Civil de lo Familiar de su localidad. Este proceso no es complicado y es común, pero no por ello puede omitirse, de tal suerte que a su heredero no le bastará tener en mano el acta de defunción y el testamento para ostentarse pública y jurídicamente como el nuevo propietario, pues como ya anotamos será necesario promover el Juicio mencionado. Hasta que se concluyan las etapas pertinentes de aquel procedimiento y se dicten las resoluciones correspondientes podrá hablarse de un nuevo propietario que adquirió por adjudicación en juicio sucesorio testamentario. Después será necesario que su o sus herederos acudan ante un notario público para la elaboración de sus nuevas escrituras, a este procedimiento se le conoce como la protocolización del Juicio Sucesorio. ¿HEREDAR EN VIDA? Legalmente el término “heredar en vida” no existe, pero aquí le explicamos porque algunas personas utilizan esta frase. Lo que ocurre es que existe una alternativa a los testamentos que aunque es de naturaleza distinta podría funcionarle, y es que si usted solo tiene uno o dos bienes inmuebles y tiene claro para quien quiere que sean esos bienes. Puede efectuar una Donación con Reserva de Usufructo Vitalicio. Esta operación no es un testamento y tiene efectos inmediatos desde su celebración, es decir que al firmar el contrato de donación usted automáticamente deja de ser el propietario de esos bienes y se los transmite a sus donatarios que suelen ser sus hijos, pero podría ser cualquier persona. Dejando claro que ya no le pertenecen al reservarse el Usufructo Vitalicio lo que ocurre es que se garantiza a sí mismo el derecho de vivir o usar el o los inmuebles que haya donado, durante el resto de su vida. Así sus donatarios tendrán la Nuda Propiedad del Inmueble y usted el Usufructo Vitalicio. Al fallecer el usufructuario se consolidará la propiedad totalmente en favor los donatarios. Llegado el momento elija la opción que más le convenga.

Author

Related