“Yo apoyo de Corazón”, una asociación tamaulipeca que apoya a personas de Latinoamérica

“Yo apoyo de Corazón”, una asociación tamaulipeca que apoya a personas de Latinoamérica

Desde la capital de Tamaulipas, funciona una oficina que le tiende la mano a personas de todo el continente americano, se trata de la Asociación “Yo Apoyo de Corazón A.C.” fundada en el 2017 por Fabiola Cárdenas de la Garza y su esposo Ramón Darío Coronado Vázquez.

El objetivo de la Asociación es tratar enfermedades crónicas degenerativas con células madre, todas las enfermedades como Esclerosis, Distrofia Muscular, Alzhéimer, Párkinson, entre otras.

Fabiola Cárdenas relata “la fundación nació a raíz de que tenemos un hijo con Distrofia Muscular de Becker, que es uno en cien millones, porque no tenía causa y, pues bueno tuvimos que tratarlo particularmente y después de que encontramos una buena cura para él, o sea, una mejor calidad de vida con las células madres, pues decidimos crear la fundación”.

Para recaudar fondos realizan actividades que les permiten ayudar a todo tipo de personas que tienen enfermedades crónico degenerativas.

“Nosotros como fundación estamos apoyando en cuestión de que el médico que trata con las células madre haga un descuento, entonces para que salga mucho más barato de lo que es normalmente cuesta, ya que el tratamiento llega a costar hasta 15 mil dólares, pero 7 mil dólares es el costo que nos está manejando el médico a nosotros como fundación”.

En ese sentido, revela que cuentan con el apoyo del afamado médico colombiano Álvaro Skupin, del Hospital Mother Stem de Miami, quien por unos minutos se suma a la charla vía teléfonica, para expresar su reconocimiento a la labor de la fundación tamaulipeca.

Fabiola Cárdenas señala que esta fundación busca ayudar, como lo dice el nombre, “ayudar de corazón”. Esta es una labor que nos enriquece mucho espiritualmente y, pues ayudar a los demás es fabuloso. “Nosotros tomamos los casos como propios porque, bueno, nosotros lo vivimos y ahora hay que ayudar y echar la mano a quien lo necesite”.

Dijo que también se trata de buscar un cambio de cultura, porque “la gente está acostumbrada a solamente estirar la mano y no hacer nada por ellos mismos, entonces aquí de lo que se trata es no darles todo de lleno, sino que ellos también pongan de su parte para poder tener el recurso, la cura o que se requiere, y la cultura de ayudar se debe de extender y se debe de aplicar no nada más en las Asociaciones que somos muchas, sino también en cada una de las personas”.

Pero cuenta que aunque la Asociación tiene poco más de un año, desde antes ya habían la labor de ayudar a los enfermos, pero luego se dieron cuenta de que teniendo una “Asociación AC”, respalda y es más fácil que se les abran las puertas, sobre todo cuando se nota que no se está lucrando con el dinero ni con las personas.

Entonces fue cuando iniciaron la Asociación “Yo Apoyo de Corazón A.C”, inspirados en el propio caso de su hijo, Darío Eduardo Coronado, quien actualmente tiene 14 años, y que después de estar enfermo y permanecer dos años en cama, ahora ya camina, corre, brinca y hace su vida normal, después de que fue sometido a un tratamiento de células madre, en el hospital Mother Stem, de Miami, Florida.

“Son tratamientos costosos, pero valen la pena porque tienen una calidad de vida grandísima. Nosotros estamos ayudando a todas las personas que se puede, pero siempre y cuando ellos también colaboren haciendo actividades para poder sacar el recurso”, cuenta.

Además, Fabiola Cárdenas hace un recuento de lo que la Asociación ha podido lograr en poco más de un año, “es poco tiempo, pero hemos ayudado alrededor de 30 personas, las cuales ya de esas han ido alrededor de 25 a Miami o República Dominicana”.

En la actualidad atienden casos de Argentina, Ecuador, Nicaragua y Colombia, son familias con las cuales se han contactado vía telefónica, por correo y entonces enlazan todo, se les pide cierta documentación, envían un formulario que tienen que llenar y por medio de los estudios que ellos mandan, le envían el expediente a doctor, quien decide si es candidato o no es candidato.

“Está fundación no tiene límites, estamos dentro y fuera del país. Ahorita atendemos seis casos que son foráneos y uno aquí en Victoria que es una muchacha y ella nació con este mal congenito y al recibir el tratamiento adecueado ha tenido muchos cambios a raíz de que recibió el tratamiento, ahorita ya empieza a caminar mucho mejor y ahí va paso a paso. En los resultados se ven de tres semanas a tres meses se empiezan a ver los resultados del tratamiento”, dice.

Por su parte el esposo de Fabiola, Ramón Darío Coronado Vázquez, se desempeña como tesorero de la fundación “la labor que estamos haciendo nos llena de alegría porque nosotros lo vivimos y hay gente sin saber leer y escribir que andan batallando para sacar papelería para el pasaporte, que nosotros tenemos que ayudarles a llenar formatos para ir al Consulado con ellos”.

También agrega, “nunca tuvimos miedo al empezar con la fundación, al contrario, nos sentimos más libres al saber que estamos ayudando a gente que no tiene apoyo y nosotros nos sentimos con el agradecimiento de ellos muy contentos”.

Para él, al igual que su esposa, les llena la labor que realizan, pues gracias a eso, su hijo se pudo recuperar, y ellos encontraron un camino que no desean dejar de recorrer.


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /nfs/c09/h02/mnt/129130/domains/somostamaulipas.com/html/wp/wp-content/themes/firenze-theme/includes/single/post-tags-categories.php on line 7

Author

Related