Investigación de la UAT sobre el agua en Tamaulipas

Investigación de la UAT sobre el agua en Tamaulipas

Ayudará a cuidar este recurso que sustenta las actividades productivas

Cuidar el agua en un Estado como Tamaulipas permite sustentar las actividades productivas, y como cada vez hay mayor demanda del recurso hídrico, surgen investigaciones que arrojan nueva información sobre la disponibilidad del vital líquido necesario para sustentar la agricultura, la ganadería, la industria y garantizar el consumo humano.
Siendo Tamaulipas un Estado rico en recursos naturales, es relevante no sobreexplotar los mantos acuíferos, para que no corran el riesgo de agotarse.

En este sentido, entre los proyectos de investigación de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), recientemente concluyó un proyecto que analiza el potencial hídrico de una zona del semidesierto de Tamaulipas, y con ello se dispone de información nueva sobre el tema del agua.

El doctor en Administración de Agua, René Ventura Houle, investigador del Cuerpo Académico de la UAT, encabezó el equipo que desde el 2013 comenzó el estudio hidrológico, y que, particularmente, en los últimos dos años, recibió financiamiento de diferentes organismos.

En ese estudio se analizan el estado y la cantidad de agua, ya que muchos de los mantos subterráneos, almacenan volúmenes que se asemejan a lo que guardan las grandes presas de Tamaulipas.

Ventura Houle dice “fue un proyecto para elaborar el modelo hidrogeoquímico del Acuífero Tula – Bustamante. La zona de Tula es una zona que por sus características biofísicas no tiene ríos ni cuerpos de aguas superficiales de los cuales podemos sostener el sistema productivo, por lo que se depende enteramente del agua subterránea, que extraen de pozos y manantiales. Entonces, descubrir cómo funciona este sistema geológico hidrogeológico es fundamental para la región, puesto que no se tiene otra fuente de agua disponible”.

Este experto señala que se descubrió como viaja el agua desde las partes altas de la Sierra Madre, hacia los mantos subterráneos, “digamos el flujo de agua es totalmente distinto. Está el flujo granular que almacena el agua en arenas y gravas en condiciones superficiales. Pero nosotros acá tenemos un acuífero que se desarrolla a partir de rocas calizas, las famosas lajas o piedras que podemos ver en la Sierra Madre, entonces el agua circula a través de fracturas a mayor velocidad, entonces tiene condiciones físicas, geológicas y geoquímicas distintas”.

Toda la información de esta investigación tiene aplicaciones técnicas directas, es decir, las autoridades responsables de generar la gestión del agua, tienen esta información disponible para que puedan analizarla y tomar las decisiones correctas para plantearlas en las leyes.

“La carencia de información en México sobre temas hidrológicos es muy potente, estamos actualmente en un proceso de reforma de ley que tiene varios años y que ha tenido varias fases; sin embargo, el tema fundamental es la falta de información al respecto, no hay información, se genera muy poca”.

Pero además esta información tiene un impacto ecológico porque “básicamente estaríamos extrayendo el agua que solamente tengamos disponible en la región. No estaremos extrayendo agua de más haciendo lo que conceptualmente se conoce como sobreexplotación de acuíferos”.

Agrega “al conservar y al tener un uso adecuado de agua en la región se conserva absolutamente no solo el sistema natural, sino le damos sustento a las actividades socioeconómicas que dependen del agua, así como el consumo humano”.

Ventura Houle destaca el impacto social de la investigación, ya que cualquier trabajo que aporte información de agua ya sea a nivel social, a nivel técnico, a nivel legislativo, político en materia de uso de agua tiene un componente social destacado “porque todos dependemos del agua y nadie puede vivir sin agua”.

La investigación, se hizo básicamente para el municipio de Tula, pero también fue parcialmente para Jaumave, Palmillas, Miquihuana y Bustamante, donde se tiene un sector de actividades primarias importante, principalmente la agricultura, porque en la zona hay una gran producción de hortalizas y ganadería, hay pero poca “son famosos los olivos de la región, también es unas de las actividades más potentes y en general”.

Reflexiona sobre el problema del agua: “El agua es un recursos natural y todos los recursos naturales son limitados, vivimos en un isla llamada Tierra y no podemos acceder a los recursos de otros planetas todavía, somos cada vez más personas y requerimos de más recursos, entonces cada vez tenemos que aprender a desarrollarnos en nuestras actividades como lo hacemos ahorita, pero con un menor volumen de agua. Es un hecho, si repartimos entre todos los habitantes el agua disponible, el agua disponible siempre será la misma”.

Finalmente, asegura que una vez concluido esta investigación, ya se comienza otra, en la región del municipio de Soto La Marina, “pero será una investigación un poco más compleja porque ahí sí hay aguas superficiales, entonces, además de los mantos subterráneos, estamos incluyendo las aguas superficiales en la investigación hidrogeológica”.

Author

Related