Mujeres Altruistas

Mujeres Altruistas

Eneyda Nora de la Garza de Acevedo

Ha dejado huella por su altruismo, humanismo, generosidad y espíritu de servicio a la sociedad

“Mujer tenaz, con el alma de bondad”

Una mujer con un espíritu enorme por ayudar desde muy niña, Eneyda Nora de la Garza de Acevedo nos cuenta que a sus 12 años comenzó a trabajar en el voluntariado de la Unión Femenil Católica Mexicana en la sección de catequistas preparando a los niños para hacer la primera comunión, posteriormente en la sección de evangelización para empleadas.

Con 14 años inició su servicio como colaboradora de la Cruz Roja Mexicana perteneciendo al Comité Juvenil y como integrante del Patronato de las Damas Voluntarias en la Delegación Tampico en diferentes cargos, por el momento funge como vocal.

En 1974 fue líder en un proyecto de Desarrollo Comunitario en la Colonia Pescadores, con un grupo de madres de familia del Instituto Cultural Tampico funda el Dispensario Médico llevando medicinas, proporcionando atención médica y ayuda a las familias.

En la misma colonia en compañía de las madres voluntarias del colegio organizó clases de cocina y costura para las madres de familia. Logrando que las señoras adquirieran sus máquinas de coser y estufas para que iniciaran sus microempresas.

Un gran éxito fue que las señoras de la colonia Pescadores produjeran y vendieran sus productos: secadores, agarradores, empanadas y galletas que comercializaban los alumnos y con esos ingresos pagaron sus máquinas y estufas.

Fundadora y directora de las Empresas Repostería Casera De la Garza en Cd. Madero, Tampico y Altamira.

En 1991 funda la Asociación de Mujeres Jefas de Empresas de Tamaulipas y primera presidenta. Estas empresarias apoyan a la Asociación Alzheimer Tampico Cd. Madero A.C.

Fundó en 1995 las Mesas Panamericanas Tampico Miramar, fue su primera presidenta y actualmente socia honoraria.

En 2002 fue Miembro fundador del Patronato del Festival Internacional Tamaulipas en Madero.

Fundadora y presidenta del primer Patronato Internacional Tamaulipas de Cd. Madero donde recibe por tres años la presea Arte sin Fronteras.

Sin duda su mayor contribución a la población de Tampico, Cd. Madero y Altamira fue fundar en el año 2002, la Asociación Alzheimer Tampico Madero A.C, la cual sigue vigente gracias a la gran labor que se hace por estos abuelitos.

La Asociación Alzheimer Tampico Madero A.C es la única Asociación que al momento en Tamaulipas opera con un centro de atención para 40 usuarios que padecen la demencia Alzheimer.

La Casa Alzheimer abre sus puertas el 15 de mayo del 2009 ofreciendo atención profesional, alimentación, terapias y transporte a los enfermos de Alzheimer. Durante su operación se han atendido a más de 250 personas y ofrecido orientación y capacitación a las familias en el Grupo de apoyo.

Actualmente, se da servicio a 40 personas. En este centro diariamente se les proporciona asistencia profesional a través de un equipo multidisciplinario integrado por médicos, enfermeros, cocineras, choferes, maestros de música-terapia, acondicionamiento físico, terapia de rehabilitación y gimnasia cerebral.

Ha participado en congresos regionales, nacionales, hispanoamericanos e internacionales, jornadas médicas, foros, mesas de trabajo y talleres como ponente y expositora.

MÁS INFORMACIÓN EN:

Asociación Alzheimer Tampico Madero A.C.
Av. Manrique (Las Torres) #540 Fracc. Colinas
de San Gerardo, C.P. 89367 Tampico, Tamaulipas
Tel. (833) 227- 27-99-37
casa-alzheimer@hotmail.com
Donativos
Banco HSBC
No. De cuenta: 4032195521
Cable: 021813040321955219
Facebook: Asociación Azheimer Tampico

Graciela Leal De Gómez

Mujer Distinguida por su generosidad

Nacida en Reynosa, esposa y madre de cuatro hijos, Graciela Leal de Gómez, tiene 32 años de estar al frente de “La Casa Hogar San Fráncico” y de dedicar su vida en ella, un lugar donde para ella tiene no solo un hijo, sino 76 hijos a los que educa, les da alimento, pero sobre todo les da todo el amor que una madre puede dar incondicionalmente.
“Yo llego a esta Casa Hogar porque asistía al grupo de Oración del padre Celestino González, junto con varias damas que también asistían al grupo y del cual se formó un grupo de amigas que querían ayudar al padre con esta noble labor, y no dejar desamparados a los niños, fue como me involucro y me gano el corazón a seguir al frente y ayudar un poco más para que esta casa hogar fuera un verdadero hogar para esos pequeños que llegaron a tocar la puerta”.

Hoy por hoy se reciben todos los días a pequeños que son canalizados a través de instituciones, iglesias o de manera particular, a quienes se les abre la puerta de esta Casa Hogar con todo el amor del mundo, para pasar no solo momentos felices, sino que además aprenden música y siguen brindando ayuda en las cosas de la iglesia.

Graciela recuerda que sus hijos estaban muy pequeños cuando ella se involucra y entonces también los hizo partícipes de esta casa hogar y les tocó también ser hermanos, amigos, papás y ellos ahora son un gran apoyo para todos estos niños con los que cuenta, y para ellos fue una enseñanza de vida también, porque han aprendido también hacer humildes y a conocer las necesidades de la gente, agradeciéndole a Dios porque pudieron crecer dentro de una familia y ahora tienen la manera de seguir apoyando este gran proyecto de su señora madre.
En esta Casa Hogar le tiene mucho cariño a “Mamá Chela”, así la llaman los niños, lo cual es algo bien bonito para ella porque a base de amor, disciplina, armonía y respeto, son niños que están formando e integrado a una vida familiar como cualquier niño, pero sobre todo a ser sobresalientes, al ser dedicados y a forjarse un gran futuro lleno de éxito como cualquier joven o adulto.

“La Casa Hogar San Francisco” se mantiene de puras donaciones y actividades de parte de la Fundación “Ayuda en el Servir”, formando por un grupo de mujeres que trabajan por el bienestar de los pequeños, todos son bienvenidos a esta casa, la ayuda la pueden hacer llegar ya sea con ropa nueva o usada, comida, donativos, etc., aquí se tiene niños de todas las edades, desde 1 mes de nacido hasta que cumplen su mayoría de edad, por esa razón si tú quieres ayudar a un niño, aquí lo puedes hacer ya sea visitándolos o apadrinando a uno de ellos.

MÁS INFORMACIÓN EN:

Casa Hogar San Francisco
Calle: Paraguay #725, Col: Anzalduas (1,71 km) C.P.88630
Reynosa, Tam.
Cuenta Bancaria: Banamex 7558346113
Cable Interbancario: 002822008874483963
Tel: 01 (899) 922 0162

Elsa Astudillo Zolezzi de Guerra

33 años dedicados a la labor altruista

Su labor altruista comenzó en el año 1985, a raíz de una invitación del Padre Emilio Nava, fundador de la “Fundación Asilo de Ancianos Pan de Vida, A. C”, quien logró reunir a 6 distinguidas señoras, entre las que se encontraban la Sra. Inesita de Hinojosa, la Sra. Socorrito Cantú de Martínez, la Sra. Fredes Danache de Guajardo, la Sra. Julieta de Guerra y la Sra. Elsa Astudillo Zolezzi de Guerra, para enconmendarles esta noble causa de apoyar al asilo de ancianos.

Fue así como nace el grupo “María Auxiliadora” dedicado en apoyar fervientemente a la “Fundación Asilo de Ancianos Pan de Vida, A. C”, el cual ofrece asilo a alrededor de 19 a 23 abuelitos, quienes son completamente huerfanos y no cuentan con las posibilidades necesarias de tener un techo, ropa y comida.

“Provengo de una familia muy humanitaria y católica, siempre he tenido la oportunidad de ayudar a los demás, la labor humanitaria va más allá de conseguir apoyos económicos y es mas que nada brindarles una buena calidad de vida a quien más lo necesita, y me causa una gran satisfacción personal”, aseguró la Sra. Elsa Astudillo Zolezzi de Guerra.

33 años son los que la Sra. Elsa Astudillo Zolezzi de Guerra lleva dedicados a la noble labor altruista, su trabajo en la sociedad matamorense no tiene fin, ha trabajado siempre en beneficio de grupos vulnerables sin distinguir colores o creencias.

El grupo “María Auxiliadora” tiene como prioridad conseguir el recurso económico para el mantenimiento del lugar, así como para los alimentos y medicamento de los abuelitos.

“Durante todo el año nos dedicamos a realizar reuniones con nuestras amistades, la mayoría de ellos empresarios, a los cuales solicitamos una donación para el asilo, hasta el momento hemos tenido una respuesta muy favorable por parte de ellos; otra de las actividades que hacemos es trabajar directamente con las tiendas o comercios como son Oxxo y S- Mart, quienes nos apoyan con el redondeo y lo que se reúna es destinado para el asilo, se ha logrado reunir importantes cantidades que ha llegado a los 250 mil pesos y por último llevamos a cabo el “boteo”, el cual lo realizamos en el mes de agosto y en el cual también hemos logrado reunir una importante cifra monetaria”.

La Sra. Elsa Astudillo Zolezzi de Guerra ha recibido importantes reconocimientos a lo largo de su labor altruista, entre los que destacan: la medalla a “La Mujer del Año 2014”, otorgado por el COAM y el premio a la “Excelencia de Vida”, otorgado por los amigos del Museo Casamta durante el 2015.

“Actualmente, la Fundación Asilo de Ancianos Pan de Vida, A. C, requiere de mucha ayuda para terminar la reconstrucción del edificio y poder albergar a más abuelitos, pero estamos seguros que continuando con nuestra labor diaria, el asilo podrá salir adelante”, aseguró la Sra, Elsa Astudillo Zolezzi de Guerra.

MÁS INFORMACIÓN EN:

Fundación Asilo de Ancianos Pan de Vida, A. C.
Av. López Portillo #75
Col. López Portillo
Tel: (868) 810 0556
Cta Bancaria: 171110125
“Mi familia siempre ha sido mi impulso,
para ayudar a los demás”
Por: Angélica Barrientos
editormat@mexicoindustry.com.mx

Ana Sofía Araujo Guerra

Mujer tenaz de retos

En la vida de toda mujer es la ilusión de ser madre y cuando este sueño se te cumple lo recibes como la mejor noticia de tu vida y esperas a ese ser de luz y vida que te acompañará en todo momento para pasar altas y bajas junto como todas las familias lo hacen con sus hijos al tenerlos normal, pero cuando el destino te cambia al cumplir tus 9 meses y ves que ese ángel tiene Síndrome de Down y las expectativas de vida cambian, ya que la sociedad y los mismos padres no saben cómo enfrentar este reto de vida, que por algo Dios así lo decidió que fueran bendecidos.
Ana Sofía Araujo Guerra es orgullosamente madre de un niño de Síndrome de Down, quien tiene un niño con esta discapacidad y crea la Fundación “Down Victoria” junto con otros cuatro matrimonios que también coincidían en este modelo de familia y que traían la idea de unir esfuerzos y de hacer una fundación para ver por el bien de las personas con Síndrome de Down.

En Ciudad Victoria no se contaba con ninguna asociación o escuelas que los pudieran llevar a terapia, donde les pudieran decir o enseñar hasta donde podían aprender sus hijos, tener una guía sobre doctores con esta especialidad, una guía de terapia para estos niños, etc. por lo que deciden traer a la Ciudad de Victoria un método de España donde ayudan a las personas con Síndrome de Down a leer y a escribir para poder llegar hacer independientes, además de darles seguridad con terapia física y terapia ocupacional, pero sobre todo el crear una escuela para padres y hermanos, ya que nadie te dice como ser un buen padre, pero menos el cómo ser una padre de un niño con Down, y la vida es para aprender.

Así es como esta joven madre comienza con la fundación, la cual es una Asociación de Personas Voluntarias sin ánimo de lucro, basada en el principio del respeto a la persona y que tiene como meta esencial mejorar la calidad de vida de las personas con Síndrome de Down. Constituida legalmente el 25 de febrero del 2009.

Para Ana Sofía y su equipo de trabajo con el que empezó este reto, ha sido satisfactorio el poder ayudar actualmente alrededor de 90 personas dentro de la Fundación entre padres, hermanos y familiares, el ver este cambio que produce en ellos, que terminan aceptando esta bendición y trabajan en equipo junto a sus hijos para poderles ofrecer una vida normal como cualquier niño, así como ella lo hizo con su hijo es muy gratificante como Mamá.

“El poder contribuir al desarrollo integral de las personas con Síndrome de Down y de sus familias, para que en la medida de sus capacidades, se integren a los diferentes ámbitos de la sociedad y contar con un equipo de personas voluntarias, profesionales, integradas y comprometidas que contribuyan a mejorar la calidad de vida de las personas con Síndrome de Down, eso te llena de mucha felicidad”.

“Down Victoria” hace la invitación a todos a que ayuden estas fundaciones, que al subirse todos al barco se pueden hacer muchas cosas para ayudar a quien más lo nesecita y la satisfacción que queda en uno es lo más gratificante”, por eso te hacemos la invitación a que nos visites y nos conozcas para que tú seas parte de este proyecto de vida y ayudes a estos niños a ser unas personas normales como tú y yo”.

MÁS INFORMACIÓN EN:

Fundación “Down Victoria”
13 y 14 Nuevo León #405, Col. San Francisco, Ciudad Victoria, Tam.
Teléfono: 01 (834) 110-18-59
E-mail: fundaciondownvictoria@hotmail.com
www.facebook.com/fundaciondownvictoria

María Refugio López Rojas

Enseña y Ayuda por Vocación

María Refugio López Rojas viene de una familia de maestros, quienes siempre le enseñaron la virtud de ayudar y enseñar, fue como le nace seguir sirviendo y teniendo como sueño algún día estar al frente de una escuela especialmente para trabajar con niños especiales, y desde hace 9 años ese sueño se le ha hecho realidad.

Con 31 años de experiencia en la docencia, María Refugio López Rojas siempre ha trabajado con niños especiales a los que les ha podido ayudar con sus conocimientos para que aprendan cosas sin importar su discapacidad.

Uno de sus mayores propósitos es sensibilizar a la sociedad en general a no rechazar a los niños con discapacidades, hay mucha tarea que hacer, se han dado pasos cortos, pero se necesita mucho para llegar a la inclusión en todos los ámbitos, tanto educativos, laborales y sociales, agradeciendo a las autoridades por voltear a ver a estas escuelas especiales porque la ayuda y el apoyo es necesaria siempre, y el que estos niños reciban la atención y la estimulación temprana te eleva y no te deja caer , porqué recordemos que si se atiende a tiempo pueden mejorar su condición de vida.

Por desgracia los índices de una discapacidad por nacimiento son muy altos, por eso es que su compromiso ahora que está al frente del “Centro de Atención Múltiple 51”, teniendo como institución la satisfacción de poder brindarles a esa parte de la población sin recursos una ayuda para que sus hijos puedan tener un mejor desenvolvimiento motriz, para que se sientan más seguros al igual que sus padres y juntos salgan adelante.

María Refugio López Rojas hace una extensa invitación a los padres de esta ciudad de Nuevo Laredo, que, si tienen un hijo con alguna necesidad educativa especial, se acerquen al plantel y si no son candidatos de pertenecer al plantel se les canaliza a otro, pero nunca se les abandona, de igual manera se les da a los padres de familia pláticas y terapias porque no es una tarea fácil, pero si se puede salir todos juntos adelante.

Ella recuerda que esta necesidad de ayudar desde muy joven fue por una compañera de escuela que siempre era rechazada por su discapacidad y deambulaba por el plantel, porque ni los maestros lea ayudaban y eso fue lo que la llevó a investigar y a prepararse para atender la educación especial y ahora cuando ve a esos pequeños pasos que se van dando como sociedad en atender y ayudar a la discapacidad en general es para ella una alegría, porque quiere decir que la sociedad ya no es tan inhumana y quiere ayudar.

Considera que al exigirse ella más quiere que todos en el mundo lo haga, porque al final todos somos iguales, así que el plus extra que uno le ponga a cada acción que uno realiza es maravilloso, por eso: “Les pido de corazón que no cierren sus ojos ante esta necesidad social que se padece, y en lugar de rechazar y muchas veces humillar a las personas que sufren una discapacidad las ayudemos a salir adelante, porque todos tenemos esa misma oportunidad en la vida”.

La ayuda la pueden hacer llegar a base de materiales didácticos, pinturas, uniformes, juguetes, aparatos ortopédicos, etc., es lo que se necesita en este “Centro de Atención Múltiple 51”, para brindarles a los niños sus terapias.

Sonia Faz de Garza

Mujer de Acciones y Bondad

El espíritu de ayudar y siempre ver por los más necesitados nace de estar al lado de un gran hombre su esposo Rigoberto Garza Cantú (†), quien siempre le inculcó a ella y a su familia que el ayudar y el dar es fundamental en la vida, que el amor por la gente no se calcula ni se compra, que el siempre ayudar es la mejor satisfacción para el ser humano.

Rigoberto Garza Cantú (†) fue alcalde de la ciudad de Reynosa, mientras ella le toco fungir como primera dama de esta ciudad y estar al frente del Sistema DIF Reynosa, en el cual estuvo al frente por tres años de labor, y es cuando creció la idea de hacer una Asociación Civil que trabajara a favor de este tipo de causas nobles.

“Conformamos un equipo de trabajo tan organizado y solidario que no podía perder esa unidad ni el ánimo de continuar. Durante la presidencia del DIF amigas y comadres estuvieron conmigo día y noche, porque andábamos hasta la madrugada en las calles de Reynosa haciendo labor social y es como inició digamos mi carrera altruista hasta la actualidad con esta Asociación, teniendo siempre ese compromiso con la sociedad de ayudar a mujeres y niños”.

Otra de las acciones con las que ha podido ayudar y contribuir a Tamaulipas es con el sueño de su difunto esposo: el de poder crear una fundación en apoyo y atención a los niños víctimas de quemaduras, esto a la amarga experiencia que su esposo sufrió cuando apenas tenía 23 años de edad, mientras se realizaba la cosecha de algodón.

“El estaba reparando un tractor con un soplete de gas. Muy cerca del lugar cocinaban con leña y el viento atrajo las brasas que se convirtieron en fuego provocándole graves quemaduras en el cuerpo, sufrió mucho en todas las etapas posteriores a su accidente, ya que en Tamaulipas no se contaba con la especialidad adecuada para tratar este tipo de accidentes y tienen que ir a la Ciudad de Mexico para poderle salvarle la vida, “Bendito Dios sobrevivió porque tenía una misión que cumplir en este mundo”, exclamó doña Sonia.

Al vivir en carne propia este sufrimiento de dolor y al observar a los niños y niñas con ese tipo de heridas él deseaba contar con las herramientas, hospitales y atenciones especiales para apoyarlos, a fin de evitar que sufrieran como él que lo padeció en carne propia.

FUNDACIÓN EN SU HONOR

Desgraciadamente, don Rigoberto Garza Cantú (†), no le fue posible cumplir su sueño en vida de crear un Centro de Atención para ayudar a los pequeños con el mismo problema.
Por lo que a sus hijos y a ella se les ocurre hacer esto posible en honor a él, y crean la fundación “Rigoberto Garza Cantú” hace tres años y en la búsqueda de hacer esto hecho realidad se acercan a la señora Virgina Sendel de Lemaitire, otra gran mujer que por desgracia perdió a su hija y su nieto por no haber recibido la atención médica especializada y crea la fundación “MICHOU Y MAU, IA.P. para niños quemados”, la cual se crea para que ningún niño le suceda lo que a Mau. Se construye como una institución de Asistencia Privada que busca recursos para que brinde una atención médica actualizada a los niños mexicanos con quemaduras severas, con la misión de colaborar en salvar la vida.

Esta fundación de MICHOU Y MAU en Tamaulipas tiene 14 años de estar ayudando, con dirección en Ciudad Victoria y a través de la señora Virginia que vino a Reynosa a tomar protesta de la fundación de “Rigoberto Garza Cantú” logran hacer este tipo de mancuerna y han trabajado juntas en salvar vidas, dejándoles una gran satisfacción el poder ayudar al que menos tiene y una sensibilidad que hoy en día se está perdiendo en los seres humanos.

Al cambio de Gobierno hace un poco más de un año, se necesitaba una presidenta a nivel estatal y es como la señora Virginia Sendel la propone a ella con la señora Mariana García de Cabeza de Vaca y la nombran ahora como la presidenta Delegacional de MICHOU Y MAU, I.A.P para niños quemados Delegación Tamaulipas, quienes unieron fuerza con estas dos fundaciones y ahora trabajan continuamente para salvar las vidas de pequeños tamaulipecos que por desgracia viven este tipo de quemaduras en su cuerpo y es cuando da gracias a Dios de poder brindar esta ayuda.

Ella externa que al trabajar y hacer el sueño realidad de su esposo, lo hace de corazón sin intenciones de lucro. El interés principal de ella y de sus hijos: Juan Rigoberto, José Armando, Javier Alberto, Sonia Isela y Sandra Elizabeth es no solo apoyar al menor, sino también a sus padres de manera que puedan recibir atención integral.

Sonia Garza de Faz hace una invitación a todas esas personas que están dispuestas a servir, pero que muchas veces no lo hacen porque no saben de qué manera, por eso es de que invita a que conozcan el trabajo de esta fundación y del resto para que vean cuanto apoyo se necesita en cada una de ellas, pero en esta en especial los donativos que la sociedad pueda aportar es sumamente importante para poder salvar una vida de una criatura indefensa.

MÁS INFORMACIÓN EN:

Teléfonos: (834) 110 10 50 Fax: (834) 110 31 80
Emergencias: 01 800 080 8182
michouymautam@hotmail.com
Donativos
Scotianbank No. Cta. 00100497925 Sucursal 57
Clabe: 044180001004979258

Balbina Pastor Paz

Transmite vida con el Naranja y Esperanza con el verde

“Cumplir el sueño de un niño”

Balbina Pastor, presidenta de la “Fundación Voluntad Contra el Cáncer en Ciudad Victoria”, es una mujer guerrera que no le dio miedo enfrentar la terrible enfermedad junto a su pequeña hija hace 25 años y no paro hasta salvarle la vida, razón por la que ella continúa en esta hermosa labor de ayudar y más cuando se trata de la vida de un niño indefenso que aún no entiende por qué tiene la vida contada.

Al culminar gracias a Dios la recuperación de su hija, se preguntó más de una vez ¿porque me tocó vivir esto? y la respuesta fue para compartirlo con otros y trabajar para que otros tengan la misma oportunidad que su hija tuvo de ser una sobreviviente y demostrar que sí se puede “SI” se detecta a tiempo y se da el tratamiento adecuado.
El brindarle una mejor calidad de vida a un niño en esta dura batalla del Cáncer, no tiene ningún precio y el decir no se puede no es válido, al contrario, el vivirlo te exige seguir buscando esa ayuda por todos lados para que, si bien no les puedes salvar la vida por lo menos que tengan sus días felices y poder realizarles su último sueño en la vida, ya que por desgracia algunos saben que no podrán salir victoriosos de su padecimiento.

Por este tipo de acciones le hicieron entrega del reconocimiento “Francisca García Manríquez”, por su incansable labor a favor de la niñez tamaulipeca a través de la Asociación Voluntad Contra el Cáncer, A.C.
Balbina le pide a todos los Tamaulipecos que ayuden en este tipo de labor social, porque al sumarse todos se pueden realizar muchas cosas, tanto en lo económico como en las diversas actividades que efectúa la fundación, y a su vez estar cerca de cada uno de los enfermos regalándoles un poco de tiempo, eso es algo que como ser humano te hace mejor persona.

“En esta fundación la mejor ayuda que nos pueden dar es un donativo a cambio de un chocolate, es nuestra forma de agradecer las aportaciones que nos puedan dar para poder seguir brindando los tratamientos a estos niños “

MÁS INFORMACIÓN EN:
Fundación Voluntad Contra el Cáncer
Calle 8 Carrera y Aldama #863 en Ciudad Victoria
Teléfonos 834 (2030735 y 1853944)
En Facebook puedes ver nuestras actividades
y contactarte con nosotros: Voluntad Contra el Cáncer
Cuenta de recepción de donativos:
Banorte 0580944208
CLABE 072810005809442082
PAY PAL en la página:
www.voluntadcontraelcancer.org.mx

María Dolores Fernández de Garza

Una mujer que aprendió a ver con el Corazón

Una mujer a la que a su corta edad le inculcaron sus padres el valor de ayudar, el de dar sin recibir nada a cambio y eso la formó hasta el día de hoy, María Dolores Fernández de Garza recuerda que su madre siempre apoyaba a la gente necesitada, y a ella en lugar de ir a jugar como los demás niños prefería irse ayudar a los más desfavorecidos “desde entonces aprendí que ayudar es un deber que tiene todo ser humano”.

En el 2008 fue cuando Germán, un niño que padeció cáncer en sus ojos, tuvo que sacrificarlos para seguir viviendo. “Este niño con ganas de salir adelante y aprender cosas nuevas se cruzó por mi camino, y al verme con los ojos de su alma me dijo “Ayúdame”.
Ese grito de ayuda se transformó en Miradas de Esperanza, y es como decide hacer una Fundación totalmente gratuita, donde actualmente tienen la fortuna de apoyar a más de 55 alumnos entre los 3 meses de edad hasta los 25 años.

“Sin duda ha cambiado mi vida” cuando se tiene el privilegio de trabajar por los demás, siempre recibes más de lo que das. El ver cómo afrontan las adversidades te ayuda a valorar y disfrutar más la vida, pues logras dimensionar el verdadero significado de la felicidad, el amor y la tenacidad. Además, fui descubriendo un mundo desconocido; un mundo que me enseñó que lo realmente importante no se ve, sino se siente. Conocí el mundo más iluminado que puede existir”.

Para Lolina Fernández el ver su trabajo en ayuda y también reconocido no solo nacionalmente, sino internacionalmente a través del esfuerzo de cada uno de los integrantes de esta Fundación “Miradas de Esperanza” es una gran satisfacción, y no para ella, sino por los niños, pues entre más difusión se tenga de ellos, más oportunidades se generan. Ya han destacado no solo a nivel nacional, sino también a nivel mundial en las áreas de música y deporte.

El poder ayudar a estos niños, para ella es la oportunidad de aprender de ellos, pues son grandes maestros de vida. “La sonrisa de cada uno de ellos me llena de inspiración para seguir trabajando por su bienestar y desarrollo”.

Un consejo que le brinda a la sociedad, es que no se pierdan la oportunidad tan única que representa entrar en el mundo de las personas que ven con el corazón. Sin duda podrán experimentar lo increíble que es ayudar.
“Cualquier tipo de participación ciudadana puede cambiar a Tamaulipas y el resto del país. “Los ciudadanos organizados tenemos una fuerza incomparable. Los grandes cambios en el mundo han sido llevados a cabo por la sociedad organizada. No cabe duda que en la situación que Tamaulipas y el mundo entero está inmerso, la noticia ya no debe ser la masacre física y emocional que se vive todos los días, la verdadera noticia debe difundir la labor que tantas mujeres y hombres hacen por cambiar la realidad que vivimos y así ayudar a generar confianza y paz”.

MÁS INFORMACIÓN EN:
Fundación Miradas de Esperanza
Banco Santander Cuenta: 92001099925
Para obtener tu recibo deducible de impuestos comunícate al: (899) 261-3666
info@miradasdeesperanza.org

Por: Yelitza Alday
editor@somostamaulipas.com

Related