CONOCEN AL DIPUTADO

CONOCEN AL DIPUTADO

Ramiro Salazar Rodriguez

Cargo:

Diputado Local

 

Partido:

Partido Acción Nacional

 

Información: 

Blvd. Paxedis Balboa No. 3100

Col. Parque Bicentenario C.P. 87083

Cd. Victoria, Tam.

Tel. (834) 318 7700

 

 

Ramiro Salazar Rodríguez nació en Hualahuises, Nuevo León, donde su padre tenía un pequeño rancho ganadero y una carnicería, y fue de allí donde se mudaron a Matamoros, cuando él era un niño pequeño. Más tarde ingresó a la primaria en esa ciudad fronteriza, y al concluir el sexto año, por problemas económicos le impidieron ingresar a la secundaria.

Pero como desde chico ya trabajaba, siguió por ese camino del esfuerzo “desde niño vendía periódico, yo boleaba desde muy chiquillo. Me levantaba a las cinco de la mañana a vender el periódico El Bravo de Matamoros, luego llegaba a mi casa a las 8 de la mañana y me iba a bolear al Comité Regional Campesino; posteriormente a las 12 del día me iba a la escuela y regresaba a la escuela y me iba a vender el periódico El Noticiero de la tarde y esa era mi rutina diaria”.

 

Fue así como por seis años combinó el trabajo con el estudio, pues a los 9 años trabajaba con uno de sus hermanos, quien tenía una tienda de abarrotes, logrando, a los 14 años de edad, tener su propio negocio, y a los 15, ya era dueño del terreno y del local donde trabajaba.

 

“A los 15 años yo miraba lo que mi madre batallaba porque ella se dedicaba a hacer costuras, a coser vestidos. Pero a los 15 años yo le quité el anuncio que tenía en la casa de se hacen costuras y le dije sabes qué, ya no vas a trabajar y así me duró mi madre 92 años antes de que falleciera”.

 

Pero cuando Ramiro Salazar tenía 18 años también trabajó como transportista, porque ya había comprado varios camiones, y transportaba mercancía hacia México, Monclova y Monterrey, que luego regresaban con material para la construcción que él vendía en Matamoros.

 

“Entonces yo puse un negocio de materiales para la construcción que todavía tengo, y luego lo amplié a ferretería, que es el mismo negocio que tengo actualmente, todos los días yo me levanto a las cinco de la mañana, llego aquí a mi negocio a las 6:20 horas y aquí estoy abriendo todos los días a esa hora mi negocio”, afirmó.

 

Pero entonces, le iba tan bien que se dedicó en ayudar a cuanta gente podía, tanto en las colonias como en los ejidos, y en 1980 se inició en la política al lado de Jorge Cárdenas, quien alcanzó dos veces la alcaldía de Matamoros. Sin embargo, Salazar Rodríguez declinó en las dos ocasiones ocupar algún puesto en el municipio, porque aunque colaboraba en la política, prefería seguir trabajando en su negocio.

 

“Yo colaboraba en la política como empresario, sin esperar nada a cambio, porque me  ofrecían ser funcionario, pero yo quería seguir trabajando en mi negocio; sin embargo, yo colaboraba con don Jorge desde mi oficina siempre buscando el bien común de la gente, recogiendo la basura con mis camiones y lo que se ofreciera, y así  Jorge Cárdenas fue alcalde de Matamoros dos veces  y luego fue diputado federal”.

Pero más adelante, en 1995, cuando Ramón Sampayo Ortiz se lanzó a la campaña para buscar la alcaldía de Matamoros por el Partido Acción Nacional y Ángel Sierra la diputación federal, a él lo invitaron a buscar la diputación local, y aunque al principio se negó, viendo la respuesta de la gente hacia él en las colonias y en los ejidos, decidió aceptar y como resultado llegó al Congreso del Estado como legislador.

 

Y cuando fue diputado quiso hacer algo en el tema de la educación “porque yo estudié la primaria en la escuela Mariano Matamoros, pero esa escuela no tenía vidrios,  no tenía piso y eran de madera las aulas, y allí yo recibí  mi educación primaria, y cuando quiso entrar a la secundaria, no pude por falta de recursos y entonces me dediqué a trabajar “y me quedé con las ganas de ir a la secundaria Tamaulipas, yo quería ir de corbatita y con el uniforme muy elegante, pero no me fue posible por la cuestión económica precaria que teníamos en la familia”.

 

Agregando que: “Yo no tuve la oportunidad y eso me hizo ver que hay muchos niños y jóvenes que se quedan sin estudiar, y para mí es un privilegio ayudarlos y cuando viene alguien y me dice que tuvo la oportunidad de ser ingeniero, que ahora es gerente de una maquiladora porque yo le ayudé a estudiar la preparatoria y luego le conseguí trabajo, esa es la satisfacción, es lo que me queda”.

 

Actualmente, Ramiro Salazar Rodríguez es por segunda vez diputado local, y en su tiempo libre se dedica a convivir con su familia, pues tiene diez hijos, y a veces, se da tiempo para barrer el patio de su casa y estar al pendiente de algunos animales domésticos que tiene.

 

Y entre su negocio y el Congreso del Estado, trata de aportar con iniciativas y atender a toda la gente que le sea posible.

Author

Related