Instituto de Música Beethoven, 26 años formando artistas de todas las edades

Instituto de Música Beethoven, 26 años formando artistas de todas las edades

Por: Yelitza Alday

 

Con 26 años funcionando en la capital de Tamaulipas, el Instituto de Música Beethoven ha formado y sigue formando generaciones de músicos de excelencia, algunos de los cuales se han vuelto concertistas y están a punto de viajar al extranjero, todos orgullosamente tamaulipecos, como el victorense Leonardo Javier Quintanilla de la Fuente, fundador de academia musical.

 

Leonardo es un músico egresado del prestigioso Conservatorio de las Rosas, fundado en 1743 en Morelia, el cual se considera el primer conservatorio de Latinoamérica, pero Leonardo comenzó a estudiar piano con un maestro particular en Ciudad Victoria, cuando apenas tenía cinco años de edad.

 

“Desde niño me gustó la música, desde muy temprana edad, como a los 5 años empecé a estudiar con un maestro particular y posteriormente me fui formando, empecé a ir a cursos de verano al Conservatorio de las Rosas, en Morelia, y ya posteriormente me fui a estudiar definitivafmente y profesionales al Conservatorio. Soy pianista y director coral, esa es mi especialidad”, afirma.

 

Relata que a los 14 años, apenas terminando la secundaria se fue a Morelia para ingresar al Conservatorio y poder tener acceso a una formación musical, ya que estudió piano como base, además cursó otras materias como solfeo, composición, armonía, dirección coral y dirección orquestal, lo que le dio un conocimiento general de la música.

 

“Saliendo de la secundaria yo me fui para allá, yo tocaba el piano y el órgano, y aproximadamente regresé más o menos a los 20 años, y tuve la oportunidad de tomar muchos cursos con pianistas de renombre internacional y cursos de dirección coral, también participé en los festivales de música de Morelia, presentando varios recitales”.

 

Luego tuvo la oportunidad de participar en varios recitales acompañando a algunos cantantes de ópera, a la camerata de Bellas Artes, diferentes coros y solistas, pero finalmente, regresó a Tamaulipas.

“La academia nace en 1991. Yo tenía unos alumnos particulares que atendía en mi casa y vi la necesidad que había aquí en la ciudad, yo ya veía que había la necesidad de tener un buen instituto, una buena escuela de música, carecíamos de maestros porque yo lo viví y por eso me tuve que ir y tuve que conseguir maestros foráneos. Entonces decidí formar la academia iniciando con muy poquitos alumnos, pero fue creciendo porque era mucho el interés de la gente por la música, en niños jóvenes y adultos, y es así como inicié”.

 

En el Instituto de Música Beethoven al principio solamente se daban clases de piano y posteriormente se fue conociendo e invitando a otros músicos a dar clases de guitarra, de batería y actualmente se dan clases de piano, teclado, guitarra eléctrica, guitarra acústica, bajo eléctrico, batería, violín,  acordeón,  canto y teatro musical.

 

Leonardo Javier reflexiona “es importante el tema de la relación con la música o con las artes desde niños, jóvenes y adultos, porque la música trae muchos beneficios en cuanto a la formación del niño, ya que les brinda una mejor disciplina. También ayuda a los niños con problemas de déficit de atención, de lenguaje o de conducta, porque aprenden a trabajar en equipo cuando cantan en grupo, brindándoles una mejor seguridad y socialización,  a diferencia de niños que llegan y que no les sacas una palabra, entonces a mitad de curso vez el mejoramiento en todos los sentidos”.

 

Este músico victorense afirma sentirse satisfecho “realmente siento que falta mucho trabajo por hacer afortunadamente en todo ese tiempo que tengo como maestro he formado muchas generaciones de músicos, tengo un alumno que salió de aquí, que precisamente acaba de terminar en el Conservatorio de las Rosas y que ya es concertista y está por irse a Rusia, es un excelente pianista y él empezó aquí a la edad de diez años”.

 

Por supuesto no ha sido el único, pues alumnos egresado del Instituto ya brillan en Nuevo León o en Tampico, “hay jóvenes que me han dicho que de no haber sido por el Instituto no habrían estudiado música. También, alumnos de teatro musical, hay quienes están en diferentes universidades de México destacando”.

 

Por muchos años, los alumnos del Instituto de Música Beethoven han participado en festivales y conciertos resaltando la música mexicana, villancicos, la música sacra y obras de teatro musical como Vaselina, Hoy no me puedo levantar o Hairspray, entre otras.

 

Al menos dos o tres veces al año se presentan en uno de los recintos más relevantes del noreste de México, el Centro Cultural Tamaulipas, “nos gusta dar espacios a los muchachos, porque es parte de su formación musical”.

 

Leonardo Javier, invita a los interesados en aprender música y acercarse al Instituto, ya que las inscripciones están abiertas de manera permanente, y se admiten a personas de cualquier edad, pues se dan clases a niños, jóvenes y adultos.

Author

Related