A través del Teatro, Medardo Treviño proyecta el talento tamaulipeco

A través del Teatro, Medardo Treviño proyecta el talento tamaulipeco

Por: Yelitza Alday

 

Organismos internacionales voltean a Tamaulipas para entregar premios a favor de Medardo Treviño González, dramaturgo y director de teatro con 40 años de carrera, y que en la mayoría de su obra da voz a las preocupaciones y a la cotidianidad de los tamaulipecos.

 

A su larga lista de reconocimientos se sumaron dos más hace unas semanas, el premio ACE, otorgado por la Asociación Latina de Críticos de Teatro de Nueva York, y el premio Yohualli, concedido por una Asociación de Periodistas en la Ciudad de México, pero además ha recibido premios de la Casa Blanca, de la Unesco y de Gobiernos de varios Estados del país.

 

Sobre el premio neoyorkino comenta: “Es un premio que se me otorga como director por la creación de ocho compañías de teatro campesino en México. Fue un proyecto grande que me tocó a mí coordinar, que nunca se había hecho en el país, y fue cuando formé una compañía campesina en Tamaulipas, y otras en Galeana, Nuevo León, en Chihuahua con los tarahumaras y con los menonitas en Colima, Tabasco,  Oaxaca, Michoacán y se hizo una compañía profesional, todo con la misma obra, una obra de mi autoría llamada Volando al Sol, y además se hizo un montaje profesional en donde actuaron Vanessa Bauche, Beatriz Moreno, Isaura Espinosa, Sherlyn, Lilia Aragón, María Rebecca, Raquel Garza, y diez actores más de renombre y la obra fue un éxito en el Telón de Asfalto. Además, la obra derivó en un cortometraje rodado en Galeana, en el que actuaron, entre otros, Vanessa Bauche, Alberto Estrella y Mario Zaragoza”.

 

Ese proyecto incluyó formar una compañía de teatro en el ejido Periquitos, cerca de Reynosa, entonces se envió la propuesta a Nueva York, y al competir con otros países el proyecto de Medardo Treviño resultó ganador.

 

Este dramaturgo nació en el rancho el Chapotito, de Río Bravo, donde por iniciativa propia, a los 11 años comenzó a estudiar actuación por correspondencia, luego se fue a vivir a Monterrey, y a los 15 años hizo un viaje a México para pedirle al escritor Juan Rulfo permiso para escenificar una adaptación de Pedro Páramo.

 

“Con la inconsciencia de la juventud, fui a buscar a Rulfo a las oficinas del Instituto Indigenista donde él trabajaba, para pedirle que me diera el permiso, y no solo logré eso, sino que se convirtió en mi padrino y habló a Monterrey para que prestaran el Teatro del IMSS”.

En ese tiempo, una maestra de química, Lola Bravo, lo adentró más en el mundo del teatro, y siendo Medardo aún muy joven, se hizo amigo de figuras como Emilio Carballido, Vicente Leñero, Hugo Arguelles, y otros grandes artistas mexicanos que lo arroparon al inicio de su carrera.

 

Con el paso de los años fue tomando conciencia de que la escena teatral reflejaba lo que ocurría en la capital del país, dejando de lado los temas de provincia. “Entonces entre 1985 y 1990, varios creadores que participábamos en muestras regionales de teatro,  nos unimos para crear el Consejo Nacional del Noreste, porque volteábamos y no estábamos hablando de lo que pasaba en nuestros Estados, y decidimos juntarnos varios dramaturgos como  Enrique Mijares, de Durango;  Hernán Galindo, de Monterrey; Manuel Talavera, de Chihuahua y Hugo Salcedo, de Baja California”.

 

A partir de ahí fue que surgió un movimiento importante que es la dramaturgia del norte y empezó la gente de todas partes a voltear hacia estos Estados del país, entre ellos Tamaulipas.

 

“El teatro primordialmente es para hablar de nosotros mismos, es un vehículo fundamental de comunicación, y debe ser un teatro con conciencia, un teatro que hable de nuestras raíces, que hable de nosotros mismos, que tenga algo que decirme a mí, que yo tenga algo que decirle a los demás. El teatro debe tomar conciencia de que es un instrumento fundamental de la formación de los pueblos y de las sociedades. Mi teatro habla de los seres humanos, de los que no tienen voz; siempre hablo de mi Estado, siempre hablo de mi gente, o al menos de actitudes o situaciones de mi gente, porque la identidad siempre está presente en mi teatro, es un medio para llegar a nuestras raíces”.

 

Las obras de Medardo Treviño se consideran cruciales para reflejar la identidad  tamaulipeca, porque en esas diversas situaciones y con diferentes protagonistas, retrata los acontecimientos regionales en textos relacionados con la sobrevivencia cotidiana en la frontera de Tamaulipas con Estados Unido, a través de un estilo que ha sido calificado como parte del realismo mágico y parte hipertextual, con toda la carga emocional de los acontecimientos que se han vivido a finales del siglo XX y principios del siglo XXI .

Y es que para Medardo Treviño reescribir la historia por medio de la dramaturgia, más que voltear constantemente al pasado, implica un ejercicio de voltear hacia al futuro a largo plazo.

 

Con 40 años de carrera, 42 obras de teatro escritas y 11 libros publicados, Medardo Treviño reconoce que en Tamaulipas se cuenta con importantes edificios culturales, como  teatros, y con mucho talento en las artes escénicas.

Sus obras tienen amplio reconocimiento internacional, como el Señor de los vientos, estrenada en Cuba y con la que se ganó en aquel país el Premio Nacional de las Artes o Volando al Sol obra que ganó el premio nacional a lo mejor del teatro en la 21.a    entrega de premios que otorga la Agrupación de Críticos y Periodistas de Teatro (ACPT) a lo mejor del teatro en México en el 2015.

 

“Creo mucho en mi Estado, estoy convencido que es un Estado importantísimo en la vida de nuestro país, por la situación estratégica de su ubicación y por su cultura, porque Tamaulipas es un Estado que ha dado mucho y que tiene mucho que dar”.

 

Medardo Treviño es autor de obras como Sentencia de amor, Mazorcas coloradas, Ampárame Amparo, el Señor de los vientos, En la tierra de las urracas, En el centro del vientre y Príncipe caballito de mar, entre muchas otras. Actualmente, vive en Ciudad Victoria, desde donde se la pasa viajando a otros Estados, tanto nacional como internacionalmente.

Author

Related