Trío Huasteco Nueva Herencia, cautiva a Rusia con sus huapangos

Trío Huasteco Nueva Herencia, cautiva a Rusia con sus huapangos

De Llera, Tamaulipas son originarias Natalia, Camila y Sarita Ramírez Juárez, integrantes del Trío Huasteco Nueva Herencia. Tres niñas que llevan el talento de sus padres en la sangre y han enamorado a Rusia con su violín, la quinta y la jarana, ejecutando bellas piezas de huapango en el Festival Moscow Meet Friends celebrado en el mes de mayo.

Natalia, Sarita y Camila Ramírez Juárez

Natalia, Sarita y Camila Ramírez Juárez

Tras una selección del Sistema Nacional de Fomento Musical durante el XIX Festival de la Huasteca en el 2014, el Trío Nueva Herencia fue elegido para representar al país en un ensamble integrado también por las Alondras Huastecas, de San Luis Potosí, y el grupo Tradición Serrana, de Puebla.

AIMG_0395

FESTIVAL MOSCOW MEET FRIENDS

El festival es organizado por la fundación internacional Vladimir Spivakov, la Federación de Rusia, la Organización de las Naciones Unidas, Unesco y el Gobierno de Moscow, así como el Departamento de Cultura de dicha ciudad.

FOTO 13

El ensamble huasteco inició con la apertura en el Teatro de la Casa Internacional de la Música de Moscú el 24 de mayo. Un día después, ofreció un recital en el Teatro Gradsky Hall, de la ciudad de Dubná, aledaña a Moscú y las presentaciones cerraron el 26 de mayo con el concierto en la Escuela de Música Dmitri Shostakovich, en la capital Rusa

El ensamble huasteco no solo llenó los teatros durante su presentación, además fue elegido junto a 10 países para inaugurar el festival ganando la ovación de los rusos, ya que es la primera vez que México lleva la música de la huasteca al Moscow Meet Friends donde Natalia se lució con un solo en el violín interpretando ‘El Querreque’

AAFOTO 11

Natalia y Camila junto a su mamá, la maestra María Alejandra

FOTO 16

Los jóvenes tuvieron oportunidad de visitar la Plaza Roja de Moscú junto a los reconocidos maestros Ernesto Anaya, responsable de la dirección musical y Carlos González, director escénico del ensamble huasteco

“Fue muy bonito, pero fue de verdad una gran responsabilidad. No solo íbamos representando a la huasteca sino a México. Tuvimos un teatro totalmente lleno, toda la gente ovacionó de pie la presentación de nuestro país. A pesar de que ellos no entienden el idioma, algunos gritaban ‘prravo, prravo’ de tal manera que sentimos un gran calor humano en Rusia”, compartió María Alejandra Juárez Hernández, reconocida trovadora, maestra y mamá de Natalia, Camila, y Sarita de 7 años, quien fue representada en el festival por Kimberly Santillana.

FOTO 14

FOTO 15

AIMG_0278

Los maestros Carlos González y Ernesto Anaya

LA MÚSICA SE LLEVA EN LA SANGRE

Natalia, Camila y Sarita son la IV generación de músicos en su familia, sus padres les han transmitido el amor por la trova. Todo comenzó con el talento de su bisabuelo, el señor Matías Juárez Reyes, quien tocaba minuets en Llera donde aun es tradición despedir a los difuntos con huapangos. Su hijo Rómulo Juárez Villafuerte heredó el talento y dedicó su trova al evangelio. Un día, Rómulo descubre en su hija María Alejandra la habilidad para tocar  huapango, quien enamorada de la música, conoce a sus 14 años en un evento a Camilo Ramírez Hernández, hoy su esposo. Junto a él y su hermano Ángel Juárez, integraron el Trío Herencia Huasteca III generación con el que también son reconocidos dentro y fuera del país.

FOTO 2

“Mi esposo es de los Camperos de Valles, también forma parte del Conjunto Típico Tamaulipeco, y es el director musical de Nueva Herencia. Tenemos muy arraigada la pasión por el huapango, tanto así que durante mi primer embarazo estaba cantando la Perla Tamaulipeca en el teatro Amalia, y en un falsete se me reventó la fuente, entonces le decimos a nuestra hija Natalia que nació entre huapangos”, dijo entre risas.

AFOTO 3

La familia Ramírez Juárez no solo enseña a sus hijas la tradición del huapango, lo comparten también con jóvenes que desean aprender de este arte tamaulipeco: “Tenemos un tallercito humildemente en nuestra casa, nos agarramos a practicar en las tardes con un cafecito, y vecinitos se nos están integrando al taller de Música Huasteca. De corazón lo hacemos y compartimos esta tradición que traemos desde hace 4 generaciones. Lo hacemos con mucho amor”.

Por: Janice Orozco

Author

Related