Víctor Martínez, un niño que enfrenta el autismo con el amor de su familia

Víctor Martínez, un niño que enfrenta el autismo con el amor de su familia

Por: Angélica Barrientos

Víctor Ernesto Martínez Márquez, es un pequeño de 9 años de edad al que le diagnosticaron autismo. Rodeado del amor de su familia es como lucha todos los días por aprender cosas nuevas que lo llevan a ser un niño cada vez más independiente.

“El 10 de julio de 2006 me encontraba en una sala de espera después de labor de parto, al recibirlo no pude evitar llorar y darle gracias a Dios por haberlo mandado”, dijo Andrea Márquez, madre de Víctor.

No fue hasta el año y ocho meses que su mamá se percató que algo no andaba bien: “Todo en nuestro hogar transcurría con naturalidad,  pero un buen día mi pequeño Víctor se empezó a aislar y a esconder debajo de las escaleras, pero lo que más me preocupó, fue cuando el poco lenguaje que tenía lo empezó a perder a tal grado que mi hijo ya no hablaba. Mi marido y yo lo llevamos a consulta médica, pensamos que le había pasado algo en sus oídos o cuerdas bocales. Se hicieron estudios, estaba completamente sano, no entendíamos que estaba pasando hasta que el doctor nos aseguró que el niño padecía de autismo”

FOTO 3 copia

COMIENZA LA BÚSQUEDA POR UN TRATAMIENTO

 Al saber el diagnóstico sobre su hijo, Andrea inició la búsqueda de un lugar donde su pequeño pudiera iniciar su tratamiento:

“No fue nada fácil buscar quién y en dónde se atendiera a Víctor, sobre todo cuando no sabíamos absolutamente nada sobre este trastorno. Acudimos a una instancia por cerca de un año, pero no obtuvimos grandes resultados. Decidimos buscar en otro lugar, sin embargo,  Víctor cursó solamente 6 meses; era la misma historia que en el lugar anterior, no se especializaban completamente en autismo. Mi hijo no tenía gran avance hasta que un buen día dimos con la institución Un Mundo Contigo, en Matamoros, donde lleva 5 años con resultados de gran avance. Actualmente mi hijo ha logrado ser independiente en un 50%; se sabe vestir, come solo, va al baño solo y hemos logrado que tolere el agua para bañarse; no cuenta con lenguaje debido a que su autismo es crónico, pero sí identifica objetos y letras. Colorea, sabe el nombre de muchas cosas, se sabe los números y obedece instrucciones. Un gran logro para Víctor”

LA FAMILIA SU PRINCIPAL APOYO

“No fue nada fácil buscar quien le diera apoyo para sus terapias, así como también no fue nada fácil para nosotros como padres el aprender a tratarlo, mucho menos para sus hermanos”

Andrea Guadalupe de 19 años y Jorge de 11 años, han sido de gran importancia en el desenvolvimiento de Víctor gracias al apoyo y comprensión hacia su hermano quien aprende actividades del hogar a través de juegos de imitación.

“Como madre de Víctor, no me interesa que mi hijo llegue a ser un gran profesionista, lo que me interesa es que el llegue a valerse por sí solo. Creo que el podrá conseguirlo algún día, también me gustaría que las escuelas tomaran en cuenta a niños como él, y les dieran un espacio entre los demás”, finalizó Andrea Márquez.

FOTO 1 copia

Las intervenciones tempranas de conducta, cognición y habla pueden ayudar a los niños con autismo a ganar habilidades de autocuidado, sociales y comunicativas.Aunque no hay muchos niños autistas que vivan de forma independiente después de alcanzar la edad adulta, existen casos de éxito gracias al apoyo de la familia.

 

Author

Related