Monedas Moncayo

Monedas Moncayo

Compra y venta de monedas desde 1980

Por: Norma Roselló

Guillermo Gutiérrez Moncayo, comerciante dedicado a la numismática en Tampico, Tamaulipas, trabajó desde los nueve años de edad en un local conocido como “Bazar Numismático”. Viajó por muchas ciudades comprando de pueblo en pueblo monedas de todo tipo, y fue en 1980 cuando estableció su propio negocio: Monedas Moncayo

“A través de este negocio se compra y vende monedas antiguas. Desafortunadamente mis mejores clientes son personas del extranjero, aquí en México no hay cultura de invertir en monedas de plata cuando es una buena protección para el dinero porque, si llega una devaluación, las monedas siempre van a proteger ese dinero”, precisó Guillermo Gutiérrez.

14

Moneda de 25 pesos de plata, salió en el año de 1968 para conmemorar los décimo novenos juegos en México. La tirada fue de 30 millones de monedas. Gracias a la gran demanda que tuvo, sacaron una segunda emisión donde de cada mil monedas hay una moneda de aro bajo y tiene un valor más, se le llamó así porque uno de los dos aros juntos está más abajo que el otro.

Dentro del negocio se exhiben billetes de Albert Einstein de 1968, Gandhi y Che Guevara, así como monedas que coleccionistas extranjeros han comprado: “De joven, tenía la intención de formar una colección de monedas pero me fue imposible ya que hubo coleccionista que se interesaron por las piezas. Muchas monedas han pasado por mis manos. Allá por los años 70 hice una compra de 10 mil monedas de plata  a la catedral de Tampico, en otra ocasión,  en Reventadero, Veracruz compré una colección de 3 mil monedas de pesos fuertes, 8 reales y pesos balanzas; monedas que ahorita son muy escazas”, subrayó.

Una de las monedas especiales de este negocio numismático, compartió, fue la del Peso de la Muerte: “Tenía una moneda en especial que ya se vendió, esa se hizo en Cuencamé, Durango en el año de 1914. Fue apuñada por Pancho Villa, esa moneda tiene una leyenda que dice ‘Muera Huerta’ porque en esa época quiso ser patente el odio que tenía contra el presidente de la república, que era don Victoriano Huerta por haber mandado a fusilar a Francisco I. Madero. Pero el presidente emitió una orden en la que decía que cualquier persona que se le encontrara una moneda de ese tipo fuera fusilada. Entonces se le conoció como: el Peso de la Muerte”.

IMG_0315

El negocio es visitado por capitanes de barcos que buscan monedas de sus propios países. Esta y más experiencias  han marcado el oficio de Guillermo Gutiérrez Moncayo: “Compré una colección a una persona que ya falleció, fue coleccionista desde los años 60, yo le vendí muchas piezas. Dos años antes de fallecer, me dijo que quería vender las monedas porque quería viajar con su esposa. Disfrutó ese dinero, regresó y a los dos años falleció. Me dio una  colección como de 500 monedas de plata de otros países y todas esas monedas se han ido vendiendo poco a poco. Los invito a que se motiven e inviertan en monedas de plata, se van a divertir y conocer la historia de México”, finalizó.

Author

Related