Premio nobel de la paz, Rigoberta Menchú reúne a miles de estudiantes

Premio nobel de la paz, Rigoberta Menchú reúne a miles de estudiantes

UTM promueve educación integral

Para promover el ejemplo de paz y buena voluntad entre estudiantes y comunidad en general, la Universidad Tecnológica de Matamoros, tuvo a bien presentar a una mujer guatemalteca que ha sabido luchar de manera pacífica por los derechos humanos y la paz.

La Dra. Rigoberta Menchú Tum, quien a pesar de haber vivido una difícil infancia y juventud, en medio de la lucha contra la guerrilla, la pobreza y la represión, ha podido dar solidez a su discurso y ahora ser reconocida mundialmente por su activismo  por los derechos indígenas, la paz y derechos humanos.

Autoridades, estudiantes y sociedad en general acudió a escuchar esta interesante conferencia con sentido humanista por parte de la Premio Nobel de la Paz

Autoridades, estudiantes y sociedad en general acudió a escuchar esta interesante conferencia con sentido humanista por parte de la Premio Nobel de la Paz

Mujer sencilla pero de gran sabiduría, no solo reunió a todos los medios de comunicación de la ciudad, sino que abarrotó un reconocido hotel de la ciudad, para conocer parte de su filosofía de vida, en la que aborda todos los temas sociales, haciendo siempre énfasis en la lucha y reivindicación pacífica.

Tras una rueda de prensa en donde estuvo acompañada por el rector de la Universidad Tecnológica de Matamoros (UTM) José Antonio Tovar, así como por el subsecretario de Educación en el Estado Julio Martínez Gómez, la Dra. Menchú Tum respondió sobre varios temas, como seguridad, derechos humanos e igualdad, la portavoz de la paz en el mundo enfatizó: “Invertir en una educación más humana, es muy necesario, ya que se requiere una educación reflexiva sobre las oportunidades que tenemos y lo principal es trabajar con la juventud a fin de encarar las nuevas tecnologías de una manera y optimizar nuestros recursos, investigaciones sobre temas que cuestan abordar como Derechos y Derechos Humanos”.

La Dra. Rigoberta Menchú Tum, una mujer que pese a las adversidades ha alcanzado sus objetivos a través de la paz y diálogo

La Dra. Rigoberta Menchú Tum, una mujer que pese a las adversidades ha alcanzado sus objetivos a través de la paz y diálogo

Sobre los conflictos armados dijo que la humanidad tiene que retomar el camino de la paz, porque sin duda los actos violentos generan más violencia por eso hay que reprobar este tipo de acciones.

El respeto a la vida y a las libertades fundamentales así como a un buen ambiente de paz debe ser tener vigencia permanente, por lo tanto los Derechos Humanos es algo en lo que se debe invertir para garantizar que los seres humanos se sientan libres y respetados.

“Promover una educación más humana, para comprometer a nuestros jóvenes no solo con la sociedad, sino con la misma humanidad, es decir educar para la vida, no robotizar”, Dra. Rigoberta Menchú Tum Premio Nobel de la Paz

Luego de este encuentro con los medios de comunicación, se trasladó a exponer su conferencia.

Inició su mensaje en idioma maya, orgullosa de sus raíces, la Dra. Rigoberta Menchú Tum dijo: “Este es el idioma maya quiché, que encierra una filosofía ancestral y  un saber ancestral y matemático del tiempo y contiene una filosofía social, porque para nuestros ancestros todo está interrelacionado; uno tiene que ver con otro, el derecho atraviesa todo, no solamente el derecho a nacer, el derecho a la vida y a caminar, sino también a sentir, a ser una misión de la vida y el derecho a la plenitud de la vida, porque una cosas es vivir bien y otra vivir plenamente y eso nos pasa a cualquier ser humano, no solo al que fue a la escuela o no fue, sino a todos como poseedores de el don de saber vivir con plenitud”

Completamente abarrotado el salón del reconocido hotel en el que todos disfrutaron y aprendieron sobre este estilo pacífico e integral de pensamiento

Completamente abarrotado el salón del reconocido hotel en el que todos disfrutaron y aprendieron sobre este estilo pacífico e integral de pensamiento

Su conferencia fue con un enfoque integral, principalmente encaminada a orientar a los jóvenes universitarios, en donde destacó el tema “Derechos y oportunidades para los estudios universitarios de los jóvenes en el siglo XXI”, en donde destacó que: “La plenitud de la vida, según nuestros ancestros, no necesita tanto, se necesita solamente que estemos confortables con lo que pensamos, sentimos hacemos, construimos y caminamos “.

Durante su presentación con los medios recordó como empezó su lucha social, comentando que su  padre murió  quemado en 1980 en la embajada de España en Guatemala, donde se había encerrado junto con 37 personas para protestar por la situación indígena durante el asalto que realizó la policía. Su madre fue secuestrada, torturada y asesinada por grupos paramilitares. Salió del país y se refugió en México a los 21 años donde fue acogida en Chiapas por el obispo Samuel Ruíz García. Al año siguiente volvió a Guatemala, pero muy pronto tuvo que refugiarse en Nicaragua y luego otra vez en México.

Previo a la conferencia, tuvo un encuentro con los medios de comunicación en Matamoros, en donde habló sobre Derechos Humanos y Seguridad

Previo a la conferencia, tuvo un encuentro con los medios de comunicación en Matamoros, en donde habló sobre Derechos Humanos y Seguridad

En reconocimiento a su labor y al mensaje cívico y de justicia social que representa, fue distinguida en 1992 con el Premio Nobel de la Paz. Con los recursos financieros que recibió de este galardón estableció la Fundación Rigoberta Menchú Tum, con sede en Guatemala y oficinas en la ciudad de México y Nueva York. Además recibió el Premio Principe de Asturias en 1998.

En febrero del 2001, la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) la invistió Doctora ‘Honoris Causa’.

En 2002 los dos grupos mayoritarios del Parlamento Europeo, PPE y PSE, reprocharon a la Premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú, unas declaraciones en las que mostraba su desacuerdo con las medidas legales adoptadas contra el entorno de ETA.

Entrega de reconocimiento por parte de las autoridades del Estado, así como por el rector José Antonio Tovar

Entrega de reconocimiento por parte de las autoridades del Estado, así como por el rector José Antonio Tovar

En 2006, participó como embajadora de “Buena Voluntad” de la (Unesco) del gobierno de Óscar Berger. En  2007 y 2011 participó por el partido WINAQ  en Guatemala, con gran reconocimiento.

Ella es un gran ejemplo no solo para estudiantes, sino para toda la sociedad que hoy en día ve en la violencia una forma de defensa. Rigoberta Menchú, un ser humano que a través de su lucha pacífica ha logrado justicia y admiración alrededor del mundo.

Rigoberta Menchú Tum. Indígena maya quiché. Nieta de mayas, esposa de Ángel, madre de Mash. Nació en Chimel, una pequeña aldea de las montañas del Quiché guatemalteco, en 1959.

A los 19 años comenzó a militar en el Comité de Unidad Campesina (CUC), mientras el ejército nacional llevaba a cabo su campaña de “tierra arrasada” contra la población sospechosa de pertenecer a la oposición armada.

Según sus testimonios, recientemente calificados de medias verdades por un investigador estadounidense, su hermano menor fue secuestrado y asesinado por el ejército, su padre quemado vivo junto con otros veintinueve ocupantes de la embajada de España y, pocos meses después, su madre también moría torturada.

Rigoberta salió del país y se refugió en México a los 21 años, donde fue acogida en Chiapas por el obispo Samuel Ruíz García. Al año siguiente volvió a Guatemala, pero muy pronto tuvo que refugiarse en Nicaragua y luego otra vez en México.

Desde allí inició una serie de viajes cuyo epicentro fue Ginebra, donde participaba en el grupo de trabajo de la ONU sobre poblaciones indígenas.

En 1988 regresó otra vez a su país; fue encarcelada inmediatamente y se vio obligada a partir de nuevo al exilio.

Participó en la organización de los encuentros indígenas previos a la conmemoración del quinto centenario de la llegada de los colonizadores españoles a América.

En 1992 fue galardonada con el Premio Nobel de la Paz y actualmente se dedica a actividades en favor de los derechos humanos.

Su hermana Anita cuenta que Rigoberta es una persona que estuvo privada de todo durante su niñez y su juventud, entonces cualquier cosa la sorprende.

“Si le regalan una camisa, le parece sensacional, se maravilla ante todo lo que uno le dé, se maravilla ante el agua que corre por las calles, ante la técnica hoy en día, es su capacidad de maravillarse con todo lo que existe en el mundo y su deseo de aprovechar lo que nunca tuvo, de poder vivir lo que nunca pudo, lo que nunca le dejaron vivir”, finaliza su hermana menor.

Por su parte, los niños dicen que Rigoberta juega con ellos y les cuenta historias. Además, es una muy buena cocinera.

Author

Related