Aisha Hernández Rodríguez

Uni1

Una joven recién egresada preparada para el futuro

Desde su llegada a la Universidad Tecnológica de Matamoros (UTM) Aisha ha destacado por la dedicación y participación en eventos internacionales que además de ampliarle sus expectativas laborales, hace que la UTM esté presente en diversas partes del mundo.

Aisha es originaria de Torreón, Coahuila, allá cursó sus estudios incluso inició la primera parte del TSU (Técnico Superior Universitario) y el primer cuatrimestre de ingeniería en Tecnologías de la Producción, que concluyó en la UTM como Ingeniería en Sistemas Productivos.

Dijo que el acoplamiento para retomar su carrera en esta institución fue muy accesible en cuanto a la enseñanza, sin embargo otros aspectos como la forma de hablar y costumbres le tomaron un tiempo “mis compañeros y maestros ayudaron mucho para que me sintiera como en casa, y pudiera aprovechar todo lo que aquí ofrece la escuela”, subrayó.

Durante su estadía en Francia donde logró una Licencia profesional de Logiq.

Desde su educación básica, Aisha siempre ha sido una estudiante dedicada, y precisa que gracias a su padre y su madre, ha logrado enfocarse en sus estudios, además el amor por la ingeniería fue parte fundamental para que ella se inclinara por esta carrera que acaba de concluir en este cuatrimestre.

A pesar de que ha participado en algunos congresos, dijo que su mayor satisfacción es haber obtenido la beca Francia de Mexprotec, siendo parte de la sexta generación, nos contó que tuvo que tomar un curso de siete meses para aprender francés y posteriormente tuvo que participar en un concurso en Querétaro y Puebla, para finalmente lograr la beca que considera un gran logro académico“ fueron en total 92 plazas en todo México las que se concursaron para ir a Francia y el obtener una, ha sido lo más importante de mi vida académica, porque fue mucho lo que pude aprender además del idioma”, precisó.

Se trató de una licencia profesional en Logiq (Logística, Organización Gestión Empresarial y Calidad), equivalente a un TSU, duró un año, y la realizó en el norte de Francia en el Instituto Universitario de Lorient.

Domina el francés e inglés, pero además estuvo en Cuba en un Congreso de Administración, en Phoenix estuvo estudiando inglés, y participó en diversas actividades y concursos de la UTM, incluso estuvo enseñando francés a sus compañeros.

Recién acaba de concluir sus estudios, pero ya ha hecho varias estadías, ha estado en cuatro empresas, en Torreón estuvo en Lincon Electric, en otra empresa donde procesaban la nuez y en Francia hizo prácticas en una empresa en el área de barricas y su proyecto fue crear lazos para importar y exportar barricas, conformó una cartera de clientes en México.

“La preparación no se acaba terminando la universidad, es necesario seguirse preparando y buscando más herramientas que nos hagan competitivos”, Aisha.

Hizo sus prácticas en Delco Deltrónicos Delphi, durante seis meses en el área de ingeniería industrial, y añadió que su siguiente paso, es encontrar un empleo donde pueda aplicar toda su preparación.
Actualmente trabaja en su tésis, la cual abordará uno de los temas que le apasionan que es Consolidación y Balanceo de Líneas de Producción.

“Han sido muchas las oportunidades que he tenido, y las facilidades que ha brindando la Universidad Tecnológica de Matamoros, así como el rector Juan Antonio Tovar, quien junto con los profesores, buscan las apoyos, becas y otros beneficios para que los estudiantes tengamos una formación profesional integral”, comentó.

Aunque es una joven que ha aprovechado al máximo su estancia en la universidad, Aisha junto con su prometido, quien es ingeniero mecánico, (también becado en Francia), buscan superarse por lo que entre sus planes está realizar una maestría, contar con un black belt y seguirse preparando para este mundo competitivo.

Agradece a la UTM todo el apoyo para los congresos, cursos, y estadías, ya que son beneficios que ayudan mucho en la vida laboral de quienes egresan de esta escuela.

Author

Related